Testimonio de una sobreviviente de COVID-19 en Estelí

Doña Carmen Valle Lazo habitante de la ciudad de Estelí, compartió su testimonio luego de que fue ingresada al hospital a consecuencia del COVID-19, hoy agradece a Dios por haber ganado la batalla contra el mortal virus .

Luego de permanecer 20 días ingresada por COVID-19 en el Hospital San Juan de Dios de la ciudad de Estelí, Doña Carmen Valle Lazo regresa victoriosa a su casa.

“Yo no sabía que tenía el virus , yo me cuide hasta donde más pude, pero como que hay bastante gente que se va a la calle y no le gusta ponerse las mascarilla. Le decía a mi hija que se cuidara que lo hiciera por mí, yo tengo casi dos años de no salir pero no valió porque ni a la venta iba”,relata doña Carmen.

La vida de doña Carmen verdaderamente ha sido un milagro del cual hoy está agradecida, pues hace 14 años ganó la batalla contra el cáncer de mama y hoy nos cuenta su vivencia con el COVID-19.

“Yo soy hipertensa diabética,padezco de la tiroides y de los pulmones y tengo 25 años sobreviviente de cáncer, fue lo más terrible, yo fui testimonio”,expresó.

El proceso también fue difícil para María José Arauz quien tuvo que vivir la angustia de la enfermedad de su madre.

“Estar esperando a su familiar y ahí uno no mira que su familiar no va a salir vivo, sino que siempre sale muerto y estar esperando solo ver muertos 5 diario y sólo dicen(en el hospital) familiar de tal… ya falleció y no dicen que va de alta, sino que va muerto”,relata María José .

“Son unas horas que son horribles no hay palabras para describir lo que se siente estar ahí como familiar es un proceso muy difícil, es algo muy duro es un estrés, una ansiedad, es algo desesperante, decepcionante, te sentís impotente no poder ayudar a tu familia, es una enfermedad que no se juega y que está arrasando con todo el mundo”,cuenta su hija.

Esta familia que vivió en carne propia los efectos de la pandemia instan a la población a protegerse.

“Yo les digo que se cuiden que esto no es un juego, que muchas personas dicen no a mí no me pasa nada, yo estoy bien, yo soy joven, pero tenes que cuidar a los más débiles, el joven puede ser que no presente ningún síntoma, pero esa persona se lo lleva al más débil de su familia y puede padecerlo”,explicó.

Una vez más la ilusión y el aferró a la vida embargan a la familia Valle, quienes nuevamente disfrutan del afecto físico y emocional después de atravesar por tan duros momentos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *