Niño de 2 años muere asfixiado con pastilla de albendazol

Un niño de dos años falleció trágicamente la mañana del domingo, al asfixiarse con una pastilla de albendazol, que le habían recetado en un centro de salud del municipio de Belén, Rivas, para desparasitarse.

La tragedia ocurrió en el sector de Jaloste de la comunidad de Chacalapa del municipio de Belén, donde el menor Cristóbal Manuel Ugarte Centeno habitaba junto con sus padres Seydy Kimberly Centeno Tinoco de 25 años y Santiago Benjamín Ugarte.

Adolorida por la muerte de su pequeño y único hijo, Seydy explicó que ella partió la pastilla a la mitad para suministrársela al niño a las 7 de la mañana del domingo “pero tras ingerir el segundo trozo empezó a ponerse morado y a faltarle la respiración por lo que de inmediato lo trasladamos al centro de salud de Belén, pero al llegar me dijeron que ya estaba fallecido”.

Dijo que la pastilla se la habían recetado al niño el pasado martes, que lo llevó al centro de salud de Belén con diarrea, pero que ella presentía que algo malo sucedería y que por eso no se la había dado.

“El médico que lo atendió me dijo que el niño andaba parásitos y que eso le provocaba la diarrea y me le recetó la albendazol, pero en mi corazón presentía algo extraño y la tuve guardada toda la semana hasta que se la di este domingo en dos pedazos, pero al ingerir la segunda mitad se ahogó, le faltó la respiración e inmediatamente vecinos y familiares trataron de auxiliarlo pero ya no se pudo salvarlo ” lamentó.

Kimberly considera que el desparasitante no era el adecuado para su hijo, tras señalar que además de causarle asfixia, también pudo ocasionarle otras complicaciones.

El menor recién había cumplido sus primeros 2 años de vida el pasado 27 de marzo y este lunes a las 7 de la mañana, familiares y amigos le dieron el último adiós en el cementerio municipal de Belén.

Lesber Quintero.



Un comentario en “Niño de 2 años muere asfixiado con pastilla de albendazol

  1. ¡Qué barbaridad de médico!
    Para niños hay en jarabe, aparte que las pastillas saben inmundo.
    Los padres deben hacer uso del sentido común y así evitar tragedias tan dolorosas.
    Paz en la tumba de esta pequeñita estrellita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *