Familia capitalina elabora utensilios de cocina a base de aluminio.

Para fabricar ollas y accesorios de uso alimenticio, el aluminio debe ser puro sin mezclar ningún otro tipo de metal. Este proceso requiere concentración, dedicación y esmero. En el Distrito III de la capital nos encontramos con un humilde taller artesanal, en donde se fabrican estos utensilios para la cocina, ideal para aquellas amas de casa o bien de uso comercial.

Don José Apolonio Bravo Gutiérrez de 56 años, desde hace más de 26 años atrás, se enamoró de esta ardua labor, de fabricar diferentes tipos y tamaños de utensilios de cocina a base de aluminio fundido.

Este negocio le ha permitido a lo largo de los años sustentar a sus cuatro hijas y a su esposa quién trabaja de la mano con Don José Apolonio, encargándose el de la fabricación y ella de la comercialización.

El paso a paso para elaborar estos productos, es fundir el aluminio en el fuego, chorrear en el molde deseado, dejar enfriar y secar y luego pasa a un nivel en donde se pule la obra maestra que queda totalmente lista para su comercialización y uso doméstico.

Don José Apolonio actualmente tiene más de 19 trabajadores en su pequeño taller siendo éste uno de los pocos talleres artesanales encontrados en Managua y están ubicados de Las huellas de Acahualinca cuatro cuadras al lago.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *