Encuentran cuerpos de mineros fallecidos por derrumbe en Nicaragua

Rescatistas nicaragüenses recuperaron los cuerpos de dos mineros artesanales que habían quedado soterrados tras el derrumbe en una mina de oro en el sur del país, donde al menos otras diez personas continúan desaparecidas, informaron el sábado las autoridades de la zona.

Johnny Gutiérrez, alcalde del departamento de Río San Juan, dijo que el cuerpo sin vida de José Santos Herrera Olivas, de 20 años de edad, fue encontrado en horas de esta mañana bajo los escombros de la mina, situada en la comarca La Esperanza número 2.

Antes de la medianoche del viernes los rescatistas habían hallado muerto a otro minero, identificado como Israel Sequeira López, de 28 años, según precisó el funcionario a medios oficiales.

Gutiérrez dijo que brigadas de rescate del Ejército, los Bomberos, la Policía y comunitarios siguen trabajando en la búsqueda de sobrevivientes o fallecidos a causa del derrumbe, que ocurrió la mañana del viernes.

Sin embargo, en horas de la noche del sábado, el estatal Sistema Nacional de Atención de Desastres (Sinapred) anunció en un comunicado la suspensión de las labores de búsqueda y rescate de los mineros soterrados, después de más de 17 horas de trabajos.

“Todas las instituciones involucradas consideran que, a pesar de las labores de salvamento y rescate, no se han encontrado otras víctimas fatales. Todas las autoridades, especialistas y brigadas, han cumplido con el compromiso de este gobierno cristiano y solidario”, indicó el informe de prensa.

La entidad se desligó de futuras acciones sobre el caso y anunció que a partir de ahora “corresponderá al Ministerio de Energía y Minas, a la Policía Nacional, continuar las investigaciones necesarias sobre este trágico accidente”.

Los mineros artesanales, a los que se les conoce como “güiriseros”, se habían introducido en la mina y habían avanzado por el túnel cuando se produjo el alud, de acuerdo con relatos de testigos, que cifran entre 10 y 15 las personas atrapadas por el derrumbe. Hasta ahora sólo se reporta un sobreviviente, identificado como Melvin Carmona.

En Nicaragua unas 5.000 personas laboran en empresas mineras industriales, en su mayoría extranjeras, mientras que cerca de 3.000 son “güiriseros”, como se conoce a los campesinos que extraen minerales de forma artesanal, en yacimientos generalmente pequeños y en desuso.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *