Costa Rica registra nuevo récord diario de contagios y muertes por COVID-19

Costa Rica registró este sábado 931 casos nuevos de la COVID-19 y 11 muertes, ambas cifras récord en lo que va de la pandemia, e informó del avance en el aumento en la capacidad hospitalaria para atender la situación.

El ministro de Salud, Daniel Salas, detalló que cerca del 50 % de los 931 casos confirmados este sábado corresponden a la provincia de San José, principalmente en la capital, y las comunidades de Desamparados y Alajuelita.

En total, Costa Rica acumula 14.600 casos de la COVID-19 desde que detectó el primero el pasado 6 de marzo, mientras que las muertes ascendieron a 98 con las 11 contabilizadas este día.

Las fallecidos registrados en las últimas 24 horas eran personas mayores de 72 años, con excepción de dos mujeres de 41 y 60 años.

La mayoría de los muertos durante la pandemia en Costa Rica tenían como factores de riesgo en común la edad y la hipertensión.

El presidente de la Caja Costarricense del Seguro Social, Román Macaya, informó en videoconferencia de prensa que este sábado hay 293 hospitalizados por la COVID-19, de los cuales 51 se ubican en unidades de cuidados intensivos, la cifra más elevada durante la pandemia.

Costa Rica está atravesando el mes de más contagios, hospitalizaciones y muertes luego de casi cinco meses de haber llegado el virus al país.

Del saldo total de casos y muertes presentadas en territorio costarricense, 10.871 contagios y 82 fallecidos se han presentado sólo en lo que va del mes de julio.

Macaya informó que en las últimas semanas la carga de hospitalizaciones se ha tratado de balancear en varios hospitales estatales y que, como parte de ese proceso, se abrió el viernes un torre de siete pisos dedicada a pacientes con la COVID-19 en el hospital Rafael Ángel Calderón Guardia, en San José.

Las autoridades habilitaron dos pisos de esa torre con 75 camas de cuidados intensivos para atender pacientes graves y en los próximos días las autoridades abrirán el resto de pisos.

Costa Rica cuenta con 29 hospitales en todo el país y en abril pasado abrió uno de 88 camas dedicadas a pacientes intermedios de la COVID-19, que ya están al tope de su capacidad.

Las autoridades del país insisten en que el sistema de salud está experimentando una presión debido al aumento de casos en el mes de julio y que de no disminuir la curva en las próximas semanas podría ocurrir un colapso.

Desde el pasado 11 de julio, el Gobierno aplica en el centro del país, incluida el área metropolitana, un cierre de diversas actividades económicas de atención presencial y que no son de primera necesidad, con el fin de reducir la curva de contagios y recuperar el trazo del virus.

Este cierre estará vigente al menos hasta el 31 de julio, lo que el sector empresarios considera un golpe demasiado fuerte, tomando en cuenta también el desempleo que en mayo pasado se situó en el 20,1 %.

Los empresarios han insistido al Gobierno durante toda esta semana en una reapertura de las actividades económicas, pues las pérdidas económicas y el desempleo están causando una crisis paralela a la sanitaria.

El Gobierno ha dicho que está consciente de los años económicos y que está tratando de hacer un balance entre la salud, la vida y la economía.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *