EEUU detecta en California el tercer caso del coronavirus chino.

Un paciente en el sur de California se convirtió en la tercera persona en Estados Unidos a la que se diagnosticó un nuevo virus procedente de China, según las autoridades sanitarias.

Un viajero de la ciudad china de Wuhan -el epicentro del brote- dio positivo en el virus, según anunció antes de la medianoche del sábado la Agencia de Atención Sanitaria del Condado de Orange, citando una confirmación de los Centros estadounidenses de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). El paciente estaba aislado en un hospital y en buen estado, señaló la agencia.

El primer caso conocido en California seguía a los diagnósticos en el estado de Washington el 21 de enero y en Chicago el 24 de enero.

Ese paciente contactó con las autoridades sanitarias, que le dieron indicaciones sobre cómo reducir su exposición al público mientras esperaba a tener confirmación de los CDC. La agencia californiana consultó con los CDC y con el Departamento de Salud de California y supervisará a la gente que tuvo estrecho contacto con el paciente, indicaron las autoridades.

Las personas que tuvieron un contacto casual con el enfermo tienen un “riesgo mínimo” de desarrollar la infección, según las recomendaciones de los CDC. No hay pruebas de que se produjera un contagio de persona a persona en el condado de Orange y el riesgo a contagios locales sigue siendo bajo, señaló el comunicado oficial.

El virus puede causar fiebre, tos, estornudos y neumonía. Forma parte de la familia de coronavirus, similares a los mortales virus SARS y MERS que provocaron brotes en el pasado.

Por su parte, el consulado de Estados Unidos en Wuhan indicó el domingo que retirará a su personal y algunos particulares en un vuelo contratado.

La embajada estadounidense, ubicada en Beijing, señaló que el vuelo directo a San Francisco tendría capacidad limitada. En caso de que no hubiera plazas suficientes, se daría prioridad a las personas con “mayor peligro ante el coronavirus”, una nueva enfermedad respiratoria que ha afectado a 1.975 personas, de las que 56 han muerto, casi todas en Wuhan.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *