Ejecutivo hondureño pide ratificar tratado de límites marítimos con Nicaragua

El Ejecutivo hondureño entregó al Parlamento el tratado de límites firmado por Honduras y Nicaragua, en el que definen sus fronteras en el Mar Caribe y en el Océano Pacífico, para que sea ratificado, anunció este domingo el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández.

“Ya en manos del @Congreso_HND el tratado que delimita nuestras fronteras marítimas con Nicaragua y que nos reconoce nuestra salida al Pacífico. Esperamos su pronta aprobación a este paso HISTÓRICO”, indicó Hernández en un mensaje en Twitter.

El tratado fue suscrito el pasado miércoles en Managua por el presidente hondureño y su homólogo de Nicaragua, Daniel Ortega, y un día después el Parlamento nicaragüense lo ratificó con carácter urgente con 88 votos a favor, ninguno en contra y ninguna abstención.

El documento, denominado “Tratado Integracionista del Bicentenario”, deberá ser ratificado por los Congresos de ambos países y luego depositado en las Naciones Unidas, para que la soberanía hondureña “quede firme”, según la Presidencia.

El tratado “tiene como objetivo principal trazar una ruta de paz y prosperidad en nuestros pueblos y mediante el cual ambos países delimitan sus fronteras en el Mar Caribe y el Océano Pacífico”.

“Al firmar este Tratado, Nicaragua reconoce que su frontera marítima en el Golfo de Fonseca es con la República de Honduras, ratificando de esta forma el fallo dictado en el año 1992 por la Corte Internacional de Justicia (CIJ), de La Haya”, de acuerdo con el documento.

Ambos países también reconocieron y aceptaron la sentencia de la CIJ del 2007 que establece los límites marítimos en el Mar Caribe.

Además, acordaron revisar las fronteras terrestres cada diez años en comisiones mixtas y reconocieron la presencia tripartita de tres países en el Golfo de Fonseca, desde el punto Amapala a la punta de Cosiguina.

El acuerdo deberá ser ratificado por los Congresos de ambos países y depositado posteriormente en las Naciones Unidas.

Por iniciativa del gobernante hondureño, uno de los pilares de desarrollo en el Golfo de Fonseca, cuyas aguas comparten El Salvador, Honduras y Nicaragua, será la construcción de un puente que unirá Amapala, en la Isla del Tigre, con tierra firme.

El Salvador y Honduras disputan desde hace varios años la soberanía de isla Conejo en el Golfo de Fonseca, un peñón de menos de un kilómetro cuadrado, aunque las últimas controversias surgieron cuando el Ejército hondureño realizó un acto e izó su bandera. EFE



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *