Alerta por tsunami después de registrarse un sismo de magnitud 7,2 en Haití

Las autoridades de EE.UU. emitieron este sábado una alerta de tsunami en la capital y algunas costas de Haití debido al terremoto de magnitud 7,2 registrado en el sur del país .

Las autoridades del país caribeño han confirmado que hay víctimas mortales, aunque de momento se desconoce cuántas.

«Hay muertos, puedo confirmarlo, pero todavía no tengo el número exacto», dijo el director de protección civil del país, Jerry Chandler, al precisar que el primer ministro Ariel Henry estaba de camino al centro nacional de operaciones de emergencia, en Puerto Príncipe.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EE.UU. (NOAA, en inglés), que vigila la emergencia de posibles tsunamis en todo el mundo, avisó de la “amenaza” de que se produzcan olas gigantescas casi una hora después de que se registrara el fuerte terremoto.

“Olas de tsunami que pueden llegar a 1 o 3 metros sobre el nivel de la marea son posibles en algunas costas de Haití”, indicó la NOAA.

Añadió que dicho tsunami podría alcanzar las costas de Puerto Príncipe, las de la ciudad sureña de Jacmel y las de Jérémie (suroeste) y que la amenaza podría durar “muchas horas después de la ola inicial”, ya que el intervalo entre olas peligrosas puede ser “de cinco minutos a una hora”.

El terremoto se registró a las 08.29 hora local (12.29 GMT) al noreste de Saint-Louis du Sud, en el sur de Haití, y tuvo una profundidad de 10 kilómetros, de acuerdo con el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, en inglés).

Esa agencia geológica asignó a este terremoto una alerta roja en su escala de daños humanos, que significa que “es probable que haya un alto número de víctimas y es probable que el desastre afecte a una zona extensa”, indicó en su página web.

“En el pasado, otros eventos con este nivel de alerta han requerido una respuesta de nivel nacional o internacional”.

El largo temblor se sintió en todo el país y ya se han registrado daños materiales en varias ciudades, según imágenes de testigos en el suroeste de la península de la isla, publicadas en las redes sociales.

Edificios religiosos, escuelas y viviendas resultaron dañados por el terremoto, según los residentes de la zona afectada.

En enero de 2010, un terremoto de magnitud 7 en Haití dejó 300.000 muertos, igual cantidad de heridos y 1,5 millones de damnificados.

En cuanto al posible impacto económico de este nuevo sismo, el USGS emitió una alerta naranja, que implica que “es probable que haya daños significativos”, y que las pérdidas económicas estimadas son de “entre el 0 y el 3 % del PIB de Haití”.

Recordó que la mayoría de la población de la zona afectada por el sismo “reside en estructuras que son vulnerables a los temblores de un terremoto”, como aquellos construidos con barro o adobe.

El sismo se sintió con intensidad “muy fuerte” en Saint-Louis du Sud, Aquin y otras localidades del suroeste del país, mientras que se notó de forma “moderada” en Puerto Príncipe, “ligera” en Kingston (Jamaica) y “débil” en Santo Domingo (República Dominicana), según el USGS.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *