EEUU aprueba tercera dosis de vacunas anticovid a las personas inmunodeprimidas

Un comité asesor de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en EE.UU. (CDC, en inglés) recomendó una tercera dosis de las vacunas contra la covid-19 a las personas inmunodeprimidas, es decir, aquellas con capacidad reducida para combatir infecciones y enfermedades.

La tercera dosis, que ya había sido autorizada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés), sería de los laboratorios Pfizer y Moderna, pero no se discutió la posibilidad de una segunda inyección de la vacuna monodosis de Johnson & Johnson al no disponer de suficientes datos.

Se espera que la directora de los CDC, Rochelle Walensky, dé en las próximas horas su aprobación final a la administración de la tercera dosis, lo que podría comenzar este mismo fin de semana.

“Después de una revisión exhaustiva de los datos disponibles, la FDA determinó que este grupo pequeño y vulnerable puede beneficiarse de una tercera dosis de las vacunas Pfizer o Moderna”, señaló la comisionada interina de la agencia, Janet Woodcock, en un comunicado enviado este jueves por la noche. El porcentaje de ciudadanos susceptible de recibir esa tercera dosis por su situación de especial vulnerabilidad no supera el 3% de los adultos, según señaló por la mañana la directora de los Centros de Control y Prevención de enfermedades, Rochelle Walensky, ,cuando medios locales ya habían avanzado la decisión.

Estados Unidos no es el primer país en abrir esta vía. Francia y Alemania ya han decidido recomendar que los inmunodeprimidos obtengan una tercera dosis de vacuna. La agencia estadounidense no lo ve necesario por el momento para el resto de la población, pero el asunto planea sobre Washington. El epidemiólogo de referencia de la Casa Blanca, Anthony Fauci, insistió en que resultará “inevitable” que esa inyección adicional de refuerzo o recordatorio se extienda a todo el mundo más adelante, aunque no ahora.

La posibilidad de esa tercera dosis ha abierto un debate a nivel internacional. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido a los países desarrollados, que ya han logrado acelerar su proceso de inoculación, retrasar esa tercera dosis con el fin de priorizar la distribución en los más desfavorecidos, en un momento de gran disparidad en el proceso de vacunación.

Mientras, el Gobierno estadounidense batalla para lograr que todos sus ciudadanos se vacunen, después de meses de ralentización en el proceso. Solo el 59% de la población mayor de 12 años, es decir, de la elegible para la vacuna, ha recibido ya las dos dosis. Las vacunas contrael coronavirus no están aprobadas formalmente aún por la FDA, pero sí cuentan con una autorización de uso.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *