Pfizer pedirá autorización en EEUU para aplicar tercera dosis

Pfizer planea pedir en agosto a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) autorice una dosis de refuerzo de su vacuna contra la COVID-19.

La farmacéutica señaló que realiza esta petición en base a la evidencia de un mayor riesgo de reinfección seis meses después de la inoculación y ante la propagación de la variante Delta, altamente contagiosa.

El director científico de Pfizer, Mikael Dolsten, indicó que la caída reportada recientemente en la efectividad de la vacuna en Israel se debió principalmente a infecciones en personas que habían sido vacunadas en enero o febrero.

El Ministerio de Salud israelí dijo que la eficacia de la vacuna en la prevención de infecciones y la enfermedad sintomática cayó al 64% en junio.

La vacuna Pfizer es muy activa contra la variante Delta”, dijo Dolsten en una entrevista. Pero después de seis meses, destacó, “es probable que exista el riesgo de reinfección porque los anticuerpos, como se predijo, disminuyen

Pfizer no dio a conocer el conjunto completo de datos israelíes, pero dijo que se publicarán pronto.

El científico hizo hincapié en que datos de Israel y Gran Bretaña sugieren que incluso con niveles decrecientes de anticuerpos, la vacuna sigue siendo alrededor del 95% eficaz contra una enfermedad grave.

Pero la autorización de la FDA sería solo un primer paso, ya que no significaría automáticamente que a los estadounidenses se les ofrezcan refuerzos, advirtió William Schaffner, experto en vacunas del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt.

Las autoridades de salud pública tendrían que decidir si realmente son necesarias, especialmente porque millones de personas aún no tienen protección contra la COVID-19.

Por qué es tan peligrosa la variante Delta de la COVID-19

La variante Delta de la COVID-19 ha encendido las alarmas en el mundo por su tendencia a volverse global en comparación con otras cepas. Se observó por primera vez en la India y al parecer es mucho más transmisible que el virus original y existe la preocupación de que su nueva mutación sea resistente a medicamentos y vacunas, pero entonces, ¿se puede catalogar como la más peligrosa?


Mutación de la COVID-19

Todos los virus mutan constantemente. Algunos de esos cambios hacen que los virus infecten en mayor medida a las células o que se reproduzcan, mientras que otros tienen poco efecto o incluso son dañinos para el virus.

De acuerdo al director del Instituto de Genética del University College London (UCL), Francois Balloux, hasta la fecha, ha habido alrededor de 160 cepas de la COVID-19 secuenciadas a nivel mundial; pero únicamente la variante Delta, también conocida como cepa B.1.617.2, se ha extendido rápidamente por el mundo.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *