Dos hombres son ultimados en residencial en Managua.

Sujetos desconocidos ultimaron a balazos a un guarda de seguridad y al testigo que presenció el hecho en un residencial de Managua. Autoridades policiales realizan las investigaciones de este caso que generó alarma entre la población que habita en el sector.

En horas de la noche de este jueves en la entrada a un residencial ubicado en Villa Fontana de la capital, se registró una lamentable tragedia que enluta a dos familias distintas, luego de registrarse un doble crimen en el que se vio involucrado el guarda de seguridad Mario Lino Gámez Ramírez, de 36 años de edad vigilante del reparto en la entrada al residencial y un testigo que al momento circulaba y presenció lo ocurrido identificado como Óscar Antonio Bravo, de 57 años de edad, a quien los delincuentes también le arrebataron la vida.

Los agentes del orden desplegaron un fuerte dispositivo policial para levantar todas las pruebas y llevar a cabo las investigaciones de la escena registrada y así llegar al fondo de este caso para relacionar ambos asesinatos.

Durante el día de este viernes las autoridades de auxilio judicial se encontraban trabajando arduamente en todo el sector de Villa Fontana para dar con el paradero de los delincuentes que perpetraron estee crimen.

El hecho se registró de los semáforos del club de Terraza 1500 metros al sur, de momento se desconocen las causas por las cuales se haya originado este crimen.

NOTA DE PRENSA 168-2021

La Policía Nacional informa al pueblo de Nicaragua, sobre las muertes homicidas registradas en el Reparto Miralagos, Distrito I de Managua.

Ayer jueves 24 de junio de 2021, a las 10:30 de la noche, a través del Centro de Emergencia (línea 118) persona que se identificó con iniciales M.E.G., informó de la muerte de los ciudadanos Mario Lino Gámez Ramírez, de 36 años de edad y Óscar Antonio Bravo, de 57 años de edad, (q.e.p.d.).

Equipo técnico policial, conformado por oficiales de Auxilio Judicial y peritos de criminalística, acudieron al lugar, aplicaron la técnica canina, realizaron inspección, fijación fotográfica de la escena, ocuparon casquillos percutidos, recolectaron fragmentos de huellas y muestras de fluidos corporales, para realizar peritajes balístico, dermatoscópico, químico y biológico.

Cuerpos examinados por médico forense del Instituto de Medicina Legal, dictaminó causas de muerte: Shock hipovolémico.

Testigos entrevistados expresaron que sujetos de identidad desconocida, discutieron con la víctima Mario Lino Gámez Ramírez (vigilante del reparto) a quien le dispararon con arma de fuego, asimismo a Óscar Antonio Bravo quien pasaba por el lugar, causándoles la muerte. Delincuentes se dieron a la fuga.

Policía Nacional continúa las investigaciones para el esclarecimiento del este hecho criminal y captura de los delincuentes.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *