Nicaragua aprueba la vacuna rusa monodosis Sputnik Light contra la COVID-19

“El RDIF anuncia el registro de la vacuna monodosis rusa contra el coronavirus Sputnik Light por el Ministerio de Salud de la República de Nicaragua”, señala el comunicado.

“Nicaragua ya está usando la vacuna Sputnik V para proteger a la población. La autorización de emergencia para el uso de Sputnik Light ayudará a incrementar la gama de herramientas anticovid del país y avanzar con la campaña de vacunación”, declaró Kiril Dmítriev, el presidente del FIDR.

La Sputnik Light, desarrollada con el primer componente de la también vacuna rusa Sputnik V, de dos dosis, tiene una eficacia del 79,4 % 28 días después de su inoculación, según el fondo soberano ruso.

El resultado de los ensayos clínicos de la Sputnik Light aún no ha sido publicado en revistas médicas independientes.

Desarrollada por el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya, la Sputnik Light es una versión monodosis de la vacuna basada en el adenovirus humano Sputnik V, que requiere la administración de dos dosis con un intervalo de 21 días para la inmunización completa.

Tanto la Sputnik V como la versión light (ligera) pueden almacenarse a una temperatura de entre 2 y 8 grados centígrados y su precio está por debajo de los 10 dólares la dosis, y ambas protegen contra las cepas conocidas de la COVID-19.

A principios de año, Rusia inició los análisis clínicos con Sputnik Light y la registró el 6 de mayo, tras lo que Venezuela la aprobó el pasado 15 de mayo.

Según el director del Centro Gamaleya, que desarrolla ambas vacunas rusas, Alexandr Ginzburg, la Sputnik Light puede ser una buena opción tanto para la vacunación inicial como para la revacunación.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *