Cuba aplica su vacuna “Soberana 2” en 150,000 trabajadores del sector salud

Cerca de 150,000 trabajadores de la salud reciben la vacuna Soberana 2, el antígeno experimental más avanzado de Cuba en contra del COVID-19, informó el Ministerio de Salud.

“NO ES lo mismo que yo se lo haga a un paciente que me lo pongan a mí. Pero siempre que sea por el bien mío y para el bien de la sociedad, aquí estoy”, dijo María Ruiz, una de los 150,000 trabajadores de la salud que recibieron la vacuna cubana contra el coronavirus, la primera concebida y desarrollada en América Latina, de acuerdo con AFP.

El estudio comenzó el lunes y tiene por objetivo “probar la vacuna a gran escala, incluso antes de su aprobación, entre médicos, enfermeras, técnicos y hasta los trabajadores de mantenimiento de los centros de salud”.

A diferencia de los estudios clásicos, en este “no se utiliza placebo, aquí es vacuna directa”, explica el doctor Osiris Barbería, vicedirector de Epidemiología de la clínica, situada en el corazón del barrio del Vedado.

Y “¿por qué los trabajadores de la salud? Porque somos los que estamos más pegados al paciente infectado, es decir, en el frente de batalla”, aseguró.

En Cuba las investigaciones para crear una vacuna propia contra el coronavirus comenzó en abril de 2020.

Por ahora, el país cuenta con cuatro vacunas en distintas etapas de ensayos clínicos, dos de las cuales, Soberana 2 (utilizada en este estudio de intervención) y Abdala, están en la recta final, la fase 3.

Si cualquiera de ellas recibe la autorización final, sería la primera vacuna contra el coronavirus concebida y producida en América Latina.

Este mes se enviaron 100,000 dosis de Soberana 2 a Irán para probar su eficacia, y en abril se mandarán 30,000 dosis de Soberana 2 y de Abdala a Venezuela.

De recibir la luz verde, Cuba espera iniciar la campaña de vacunación en junio, poniendo en marcha previamente estudios de intervención para empezar a inmunizar a su población.

La autoridad reguladora de medicamentos de Cuba fue quien aprobó “la ejecución de un ensayo de intervención con Soberana 02 en 150,000 voluntarios, para evaluar los efectos directos e indirectos de la vacunación en cohortes poblacionales de riesgo de infección, enfermedad y dispersión de la epidemia”.

“Estos voluntarios pertenecen al grupo de riesgo de los trabajadores de la salud”, dijo el Grupo Empresarial de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica de Cuba (Biocubafarma).

La vacunación del personal médico voluntario se realiza en instituciones de salud de La Habana, donde la última fase de ensayos de Soberana 2 se realiza desde el 4 marzo con 44,000 voluntarios.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *