Rusia y AstraZeneca se unen en nuevos ensayos clínicos para derrotar al COVID-19

La decisión de AstraZeneca de llevar a cabo ensayos clínicos usando uno de los dos vectores de la vacuna Sputnik V, es para incrementar la eficacia de su propia vacuna.

“Anunciamos un programa de ensayos clínicos para evaluar la seguridad y la inmunogenecidad de la combinación de ASD1222, desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, y Sputnik V, desarrollada por el instituto de investigación Gamaleya”, fue la bomba que lanzó la filial rusa de AstraZeneca en un comunicado a todo el mundo, en el que precisaba que ambos laboratorios se unirán para buscar una mejor combinación en una vacuna que derrote al nuevo coronavirus SARS-CoV-2 que genera la enfermedad COVID-19.

Después de que los resultados preliminares de los ensayos clínicos de la vacuna Sputnik V hayan mostrado una eficacia superior al 95%, el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, el fondo soberano de Rusia) y el Instituto Gamaleya ofrecieron, el pasado 23 de noviembre, el uso de uno de los dos componentes (vectores adenovirales humanos) de la vacuna Sputnik V a AstraZeneca para que ésta los use en sus propios ensayos clínicos.

AstraZeneca aceptó la propuesta de RDIF y, antes del fin de 2020, empezará ensayos clínicos de su vacuna en combinación con el vector adenovirus humano del tipo Ad26 de la vacuna Sputnik V. Esta investigación permitirá a los científicos de AstraZeneca estudiar la posibilidad de aumentar la eficacia de su vacuna gracias a la aplicación de este enfoque combinado.

En la comunicación oficial, el fondo soberano ruso, destacó que Sputnik V es una de las vacunas más eficaces y seguras del mundo gracias a su tecnología única que combina dos vectores adenovirales humanos diferentes para lograr una respuesta inmune más potente y duradera, en comparación con otras vacunas que usan el mismo componente para dos inoculaciones. “Esta metodología con dos vectores adenovirales diferentes, para una inmunización primaria y una de refuerzo, es un descubrimiento único y revolucionario de los científicos del Centro Gamaleya.

Permite evitar la reacción inmune al primer vector, que se forma tras la primera inmunización, y por lo tanto aumentar la eficacia y generar inmunidad a largo plazo. Entre las vacunas líderes contra el COVID-19, la vacuna Sputnik V es la única en usar tecnología de doble vector”, se autoelogiaron los científicos rusos.

Kirill Dmitriev, director ejecutivo del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), destacó el ofrecimiento que hizo el RDIF a AstraZeneca como un ejemplo de enfoque proactivo de Rusia al afirmar que “su país no solo ha creado una de las vacunas más eficaces hasta la fecha contra el coronavirus, sino que también va a compartir los vectores de la vacuna Sputnik V con aquellos dispuestos a usar la tecnología de doble vector”.

“Este ejemplo único de cooperación entre científicos de países diferentes en la lucha conjunta contra el coronavirus jugará un papel clave en la victoria final sobre la pandemia a nivel global. La vacuna rusa Sputnik V ya está, hoy en día, salvando vidas en Rusia a través del programa de vacunación a gran escala.

La decisión de AstraZeneca de llevar a cabo ensayos clínicos usando uno de los dos vectores de la vacuna Sputnik V, con tal de incrementar la eficacia de su propia vacuna, es un importante paso adelante en la unificación de esfuerzos para combatir la pandemia.

Celebramos el principio de esta nueva etapa de cooperación entre productores de vacunas. Estamos determinados a desarrollar esta colaboración en el futuro y empezar la producción conjunta una vez la nueva vacuna haya demostrado su eficacia en el transcurso de los ensayos clínicos. Esperamos que otros productores de vacunas sigan este ejemplo”, explicó el científico.

Desde el lado de AstraZeneca destacaron la iniciativa compartida con Rusia al afirmar: “Las combinaciones de las diferentes vacunas contra el COVID-19 pueden ser una etapa importante para crear una mayor protección y una mejor respuesta inmunitaria”.

“Es importante explorar la potenciación heteróloga para flexibilizar los programas de inmunización, permitiendo a los médicos una mayor elección a la hora de administrar las vacunas. Se espera que la combinación pueda conducir a una mejor respuesta inmunológica. El gobierno del Reino Unido anunció recientemente que iniciará un ensayo clínico que combinará las vacunas de adenovirus con la tecnología ARNm. AstraZeneca también está considerando cómo puede explorar combinaciones heterogéneas de diferentes vacunas de adenovirus”, sostuvo el laboratorio.

“Tanto la AZD1222 como la Sputnik V son vacunas de vectores adenovirales que contienen material genético de la proteína de la punta del virus SARS-CoV-2. El adenovirus en sí mismo es incapaz de replicarse, por lo que sólo puede actuar como portador de material genético. La colaboración científica con el Instituto de Investigación Gamaleya es importante para explorar el potencial de las combinaciones de vacunas que liberan sinergias en la protección y la accesibilidad a través de un enfoque de cartera”, agregó AstraZeneca.

Rusia afirmó que su vacuna es eficaz en un 95 por ciento. Actualmente está en fase 3 de ensayos clínicos en unos 40.000 voluntarios y se está aplicando en personal esencial en Rusia. Sputnik V no posee ningún elemento del coronavirus en su composición, se presenta en forma liofilizada, es decir, como un polvo que se mezcla con un excipiente para disolverlo y luego administrarlo por vía intramuscular.

El fármaco utiliza una tecnología de adenovirus humano de dos vectores diferentes, Ad5 y Ad26, para una primera y una segunda inyección. Sin embargo, Sputnik V no contiene adenovirus humanos vivos, sino vectores adenovirales humanos que no son capaces de multiplicarse y son completamente seguros para la salud. Los “vectores” son vehículos que pueden introducir material genético de otro virus en una célula. El gen del adenovirus, que es el causante de la infección, se sustrae y en su lugar se inserta un gen con el código de la proteína de otro virus. El elemento insertado es seguro para el organismo y ayuda al sistema inmunológico a reaccionar y producir anticuerpos que nos protegen de la infección.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *