Ineter monitorea Depresión Tropical # 31 en el Caribe Central

El Gobierno de Nicaragua informó este viernes que vigila “de cerca” la formación de un posible ciclón en el mar Caribe, que podría impactar en la misma zona del país que hace diez días fue afectada por el destructivo huracán Eta, y que dejó miles de damnificados.

En un reporte emitido por el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), las autoridades confirmaron la formación de la depresión tropical número 31 de la temporada ciclónica en la cuenca del Atlántico, que podría convertirse en huracán en los próximos días, y dirigirse hacia la Región Autónoma Caribe Norte (RACN) de Nicaragua.

“Continúa el seguimiento cercano a este fenómeno”, indicó el Ineter, mientras localizó la depresión tropical sobre el mar Caribe, a unos 940 kilómetros de Bilwi, una de las ciudades más afectadas por el paso de Eta, que el pasado día 3 tocó tierra en el sureste de Nicaragua, en categoría 4 de la escala Saffir-Simpson, de un máximo de 5, y vientos de 240 kilómetros por hora.

En el momento de identificar la tormenta tropical como una amenaza para Nicaragua, las autoridades locales no habían desactivado la alerta roja establecida en la zona noreste y noroeste, verde en el norte, y amarilla para el resto del país, todas establecidas antes del impacto de Eta.

De acuerdo con las proyecciones del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, la depresión tropical evolucionará rápidamente a tormenta tropical y luego a huracán, antes de tocar tierra en el Cabo Gracias a Dios, que comparten Nicaragua y Honduras, el lunes por la mañana.

De formarse con la rapidez esperada y alcanzar el estatus de ciclón, sería el número 31 de la temporada, y adoptaría el nombre de Kappa, conforme el alfabeto griego, utilizado para completar la lista anual 21 nombres establecida por la Organización Meteorológica Mundial.

La amenaza del ciclón en desarrollo se ciñe sobre una población que todavía no ha levantado las 1.890 casas que resultaron destruidas, y otras 8.030 con daños parciales, que dejó como resultado el paso del huracán Eta en la RACN.

Apenas esta semana había empezado a fluir la ayuda para los damnificados de Eta en el Caribe, región que había quedado incomunicada por la crecida de al menos 25 ríos importantes.

Según el Gobierno de Nicaragua, unos dos millones de personas estuvieron expuestas al Eta, mientras que la Cruz Roja Nicaragüense calculó en 500.000 el número de habitantes afectados de forma directa.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *