Publican la investigación de la vacuna rusa Sputnik V

The Lancet, una destacada revista científica internacional, publica los resultados de las dos primeras etapas de los ensayos clínicos de la vacuna rusa contra el COVID-19. Los desarrolladores de la vacuna contaron a Sputnik qué datos se comparten en el artículo y por qué su publicación es tan importante para la comunidad científica mundial.

Menos de un mes después del registro de la vacuna Sputnik V contra el COVID-19 en Rusia, The Lancet, la revista científica más influyente del mundo, publica los resultados de las dos primeras fases de los ensayos clínicos tan esperados por los representantes de la comunidad científica rusa e internacional.

En víspera de la publicación del artículo, Sputnik habló con Alexandr Guíntsburg y Denís Logunov, los desarrolladores de la vacuna del Centro de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, así como con Kiril Dmítriev, el director del Fondo de Inversión Directa de Rusia —RFPI, por sus siglas rusas—, sobre el material publicado.

El artículo responde a las críticas de los expertos extranjeros y aporta una claridad largamente esperada: el desarrollo de los científicos rusos, que resultó ser la primera vacuna registrada en el mundo contra el coronavirus, no solo es eficaz en la lucha contra la enfermedad, sino también seguro para su uso.

Inicio de la serie de publicaciones

The Lancet publica los resultados de las fases uno y dos que, según los desarrolladores de la vacuna del centro Gamaleya, serán el primer paso hacia toda una serie de publicaciones sobre la Sputnik V en revistas científicas.

Los desarrolladores de la vacuna adelantan que “en septiembre también se estará presentado para su publicación un estudio completo de la vacuna en animales —en primates, hámsteres sirios, ratones transgénicos— en los que la vacuna ha demostrado una eficacia protectora del 100%”.
“Los resultados en primates y hámsteres sirios fueron obtenidos antes de los ensayos clínicos. Los primeros resultados del ensayo clínico posterior al registro, que ya ha comenzado con la participación de unos 40.000 voluntarios, se publicarán entre octubre y noviembre”, agregan.

Una de las principales conclusiones que los especialistas del centro Gamaleya sacan en su artículo científico es la seguridad de la vacuna Sputnik V. Según los resultados de las fases uno y dos de los estudios clínicos, los especialistas no encontraron ningún fenómeno indeseable grave causado por la vacunación en ninguno de los criterios evaluados. No todas las vacunas candidatas pueden presumir de este resultado. Algunas de ellas tienen fenómenos no deseados graves de hasta el 25%.

Inmunidad a largo plazo

La publicación de The Lancet también presenta pruebas científicas de la eficacia de la vacuna Sputnik V. Por ejemplo, evidencia su capacidad para inducir una respuesta inmune a largo plazo al coronavirus en el 100% de los vacunados gracias a su tecnología única de inyección de dos pasos.

Denís Logunov, director adjunto del centro Gamaleya, asegura que todos los casos vacunados tienen una respuesta inmune tanto humoral como celular, que será suficiente para protegerse de forma fiable ante la infección por coronavirus.

“El nivel de anticuerpos en los voluntarios vacunados era entre 1,4 y 1,5 veces más alto que en los que superaron la enfermedad. En comparación, el nivel de anticuerpos en los voluntarios vacunados con la vacuna de la empresa farmacéutica británica AstraZeneca era aproximadamente el mismo que en los que sufrían del coronavirus”, declaró.

El centro Gamaleya confirma que en el contexto de los ensayos clínicos de la vacuna Sputnik V, todos los voluntarios desarrollaron la inmunidad de células T, representada por las células CD4 + y CD8 +. Estas células permiten reconocer y exterminar las células infectadas con el coronavirus.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *