El expresidente de Nicaragua Enrique Bolaños, con salud “quebrantada”

El expresidente de Nicaragua, Enrique Bolaños, de 92 años, se encuentra en estado de salud “quebrantada”, informaron este domingo sus familiares, quienes pidieron oraciones por el empresario que gobernó el país entre 2002 y 2007.

“Enrique Bolaños Geyer, expresidente de la República de Nicaragua, se encuentra con su salud quebrantada (…). Agradecemos las demostraciones de cariño y les pedimos que permanezcamos unidos en oración por su pronta recuperación”, indicaron los familiares, sin hacer referencia al padecimiento.

Aunque en los últimos años Bolaños se vio aquejado de males relacionados con su edad, hasta ahora sus familiares no se habían dirigido a los nicaragüenses para pedir públicamente por su salud.

Uno de los primeros en atender al llamado fue el influyente obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, Silvio Báez, quien al igual que Bolaños, es originario de la ciudad de Masaya, en el Pacífico de Nicaragua.

“Ofrezco mis oraciones por la salud del querido amigo, expresidente de Nicaragua, Enrique Bolaños. Que el Señor le conceda un pronto restablecimiento. Mi cercanía afectuosa con su familia en este momento”, escribió Báez, en su cuenta en Twitter.

Desde que abandonó la Presidencia, Bolaños, un líder empresarial de su país graduado en Saint Louis University, en Missouri, Estados Unidos, se ha dedicado a dirigir la Biblioteca Enrique Bolaños Geyer, uno de los centros de documentación histórica más completos de Nicaragua.

A pesar de estar retirado de la política, Bolaños se ha mantenido crítico con el presidente Daniel Ortega, de quien aseguró en 2018 que nunca dejó de gobernar Nicaragua desde 1979, ya que entre 1990 y enero de 2007, siendo opositor, condicionó a las administraciones de los llamados “Gobiernos democráticos”, con asonadas sistemáticas.

En mayo pasado Bolaños fue uno de 20 exjefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica que urgió a las organizaciones multilaterales y los Estados de la región a adoptar “medidas de emergencia” ante la “falta de transparencia” del manejo de la pandemia de COVID-19 en Nicaragua, Cuba y Venezuela.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *