Guatemala se aproxima a los 2.400 fallecidos por COVID-19 cinco meses después

Guatemala registró su primera muerte por la COVID-19 el 15 de marzo y cinco meses más tarde el país se aproxima a los 2.400 decesos por la enfermedad, la cifra más alta de Centroamérica, según datos difundidos este sábado por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.

En las últimas 24 horas, Guatemala contabilizó 14 decesos en total, además de 885 casos nuevos confirmados de coronavirus y realizó 3.488 tamizajes, indicó la cartera sanitaria en el tablero de situación de la pandemia en el país centroamericano.

Los casos de fallecidos, que suman 2.355 en total, “suelen reportarse días después de su defunción por el tiempo de investigación individualizado y el proceso de notificación” y cada día se agregan “casos fallecidos reportados el día anterior por fechas de su defunción”, lo que implica que los 14 nuevos decesos registrados en las últimas 24 horas no corresponden necesariamente al viernes, recordó el Ministerio de Salud.

El primer paciente fallecido fue un señor de 85 años de edad, originario de San Pedro Sacatepéquez (centro), que había regresado a principios de marzo de un viaje por Europa y que fue diagnosticado apenas un día antes de su deceso, el 15 de marzo.

El caso de este paciente significó un foco de contagio al inicio de la pandemia en Guatemala, tras contaminar a, al menos, una decena de personas entre familiares y conocidos.

De acuerdo al tablero de registros, Guatemala alcanzó este sábado los 62.313 casos positivos confirmados acumulados, de los cuales 50.183 se han recuperado -según estima el Ministerio de Salud- y un total de 9.775 continúan activos.

Los pacientes recuperados, como explica Salud, son los “casos confirmados vivos que para quienes han transcurrido 21 días desde la toma de muestra”.

La tasa de mortalidad aumentó una décima este sábado, al pasar de los 13,9 a los 14 fallecidos por cada 100.000 habitantes, mientras que la letalidad del virus se mantuvo en el 3,8 por ciento.

La tasa de incidencia de la enfermedad en la población se ubicó el sábado en el 369,6 por ciento por cada 100.000 habitantes, en un país de 16,3 millones de habitantes y dónde más del 60 por ciento vive en condición de pobreza.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *