La mayoría de los nicaragüenses varados en la frontera dan negativo a pruebas COVID-19

La mayoría de los nicaragüenses que están varados en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua dieron negativo en las pruebas del COVID-19 donadas por organizaciones costarricenses, informaron este domingo fuentes oficiales.

La Dirección de Migración de Costa Rica informó que el Hospital Clínica Bíblica (privado), ente de salud contratado por las organizaciones Fundación Arias para la Paz y el Centro de Derechos Laborales, entregó los resultados de las 169 pruebas efectuadas el viernes a los migrantes varados en la frontera de Peñas Blancas.

“De las 169 muestras obtenidas este viernes por el Hospital, recolectadas a todos los migrantes ubicados en esta frontera, 148 han dado resultado negativo por COVID-19. A estas personas se les estará entregando su examen, y se procederá con el proceso de ingreso a Nicaragua, de forma ordenada y coordinada con las autoridades nicaragüenses”, indicó la Dirección de Migración en un comunicado.

La entidad agregó que las 21 personas nicaragüenses que han dado resultado positivo, están aisladas y serán ingresadas a una zona del puesto fronterizo provista por las autoridades de Costa Rica para estas personas reciba la atención médica correspondiente.

“En zona se instalarán carpas con las condiciones adecuadas para la atención de los migrantes, este abordaje estará a cargo de la empresa privada contratada por la sociedad civil. Allí se mantendrán los migrantes, los cuales se encuentran en buenas condiciones de salud, sin síntomas, hasta la programación de una nueva toma de muestra”, explicó la Dirección de Migración.

La alimentación de las personas migrantes será otorgada por la organización Corner of Love, la cual ha les ha estado dando asistencia alimenticia durante las dos semanas que han estado varados en la frontera.

Estos migrantes, que residían en Costa Rica, quieren retornar a su país tras quedarse sin medios de vida a causa del pandemia del COVID-19.

Sin embargo, a la hora de entrar a su país el Gobierno nicaragüense les impidió el paso exigiéndole una prueba negativa de COVID-19.

“No les dejaremos solos. Ha sido un privilegio de nuestro buen Dios ayudar a los centenares de varados y hoy damos gloria a Dios que la gran mayoría retornan a su patria después de esta experiencia”, declaró en el comunicado la directora global de Corner of Love, Tanya Amador.

En una visita a la frontera el pasado viernes, Efe constató las precarias condiciones en que estás personas han subsistido las últimas dos semanas, durmiendo sobre cartones y protegidos del sol y la lluvia por bolsas plásticas negras, acorralados contra un muro por policías nicaragüenses.

Organizaciones de derechos humanos de Nicaragua han afirmado que el Gobierno de Daniel Ortega ha violado la Constitución Política y los derechos de los ciudadanos nicaragüenses que quieren regresar a su país sin restricciones.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *