“Fue un acto terrorista”, sostiene el cardenal Brenes sobre incendio en capilla de Catedral de Managua

Un hombre de identidad desconocida arrojó este viernes una bomba en la capilla de la Sangre de Cristo en la Catedral de Managua, lo que provocó un incendio que rápidamente fue sofocado por los bomberos, dijo a través de un comunicado la Arquidiócesis de Managua.

El hombre dijo llanamente: “Vengo a la Sangre de Cristo”. Ingresó con sigilo a la capilla de la Catedral Metropolitana de Managua y lanzó un artefacto explosivo que, en pocos minutos, incendió la imagen del cristo crucificado y todo a su alrededor. La Sangre de Cristo, tiene más de 300 años de antigüedad.

“Hoy viernes 31 de julio a las 11:00 am una persona no identificada ingresó a la Capilla de la Sangre de Cristo y arrojó una bomba, produciendo un incendio dentro de la capilla donde permanece la consagrada y venerada imagen de la Sangre de Cristo y expuesto el Santísimo en su sagrario”, explica el comunicado.

En imágenes se puede apreciar cómo quedó reducido a cenizas la capilla y los destrozos que causó el incendio en la imagen de la Sangre de Cristo.

Afortunadamente, el incendio fue controlado rápidamente luego de que una trabajadora del templo y un feligrés dieran aviso a los bomberos.

Según declaraciones de la testigo, el hombre llegó encapuchado y llevaba algo en la mano, pero no lo pudieron identificar.

La Arquidiócesis de Managua dijo que este hecho es “un acto de sacrilegio y profanación totalmente condenable”.

La iglesia católica pidió a los nicaragüenses permanecer en constante oración “para derrotar a las fuerzas malignas”.

La vicepresidente de Nicaragua, Rosario Murillo dijo que la Policía Nacional investigará el hecho, sin embargo, consideró que se trata de un incendio común y no algo provocado como afirman los testigos.

“Nuestra misión es seguir anunciando la palabra del señor, pero esto hiere los sentimientos de todos nosotros, una imagen que lleva más de 300 años de ser venerada aquí en la Arquidiócesis”, dijo Brenes ante los medios de comunicación.

Leopoldo Brenes además afirmó que no había veladoras en la capilla, por lo que se descarta que el siniestro fuera un incendio común como lo manifestó la vicepresidente de la república, Rosario Murillo.

“Así lo quiero decir, claramente, es un acto terrorista para amedrentar a la Iglesia en su misión evangelizadora”, dijo Brenes.

“Esto fue un acto planificado con mucha calma, la persona pasó como 20 minutos dando vueltas por el lugar, tiró ese artefacto (explosivo) y hasta planificó por donde salir. Esto verdaderamente estaba planificado”, aseveró el obispo.

El ataque a la catedral de Managua ha causado indignación entre los católicos nicaragüenses, quienes a través de las redes sociales han manifestado su malestar por este hecho que la iglesia ha calificado como “delictivo y terrorista”.

En las últimas tres semanas se han registrado al menos siete robos y profanación a los templos en distintos puntos del país.

El pasado 19 de julio la Catedral de Managua había sufrido un primer ataque cuando un hombre a bordo de una camioneta dañó todos los portones del templo.

[#Nicaragua] Imagen de la Sangre de Cristo en la capilla de la Catedral de Metropolitana de Managua, tras incendio .

Publicada por Telenorte en Viernes, 31 de julio de 2020



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *