Suben a 1.098 los muertos en Honduras y no descartan reactivación económica

La cifra de muertos por COVID-19 en Honduras se elevó este sábado a 1.098, los contagios ya suman 38.438 y no se descarta que a partir del lunes se vuelva, por segunda vez, a la reactivación económica ante la agonía que también sufre el sector productivo del país luego de cuatro meses de paralización.

En su informe diario sobre la pandemia, el estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) informó de que de 2.048 nuevas pruebas PCR de laboratorio practicadas, de diferentes fechas, 879 dieron positivo, con las que los contagiados aumentaron a 38.438.

Además, el organismo registró 37 nuevos fallecimientos, en su mayoría del departamento de Francisco Morazán, en el centro del país, donde se localiza Tegucigalpa, para un total de 1.098 decesos, desde marzo.

Cortés, en el norte hondureño y el departamento más productivo, junto con Francisco Morazán, siguen siendo los principales epicentros de la pandemia y los que más casos de contagios registran a diario.

Sin embargo, la alta incidencia de casos de contagiados con la mortal enfermedad se sigue elevando en otros departamentos de los 18 que conforman el territorio de Honduras, un país de 9,3 millones de habitantes, de los que más del 60 por ciento son pobres.

El Sinager también registró 1.459 personas hospitalizadas, de las que 992 presentan un cuadro estable, 409 están graves y 58 en unidades de cuidados intensivos.

Se suman 106 nuevos casos de pacientes recuperados, con los que la cifra aumentó a 4.713, según el informe oficial, que además señaló que la tasa de letalidad es de 2,85 por ciento.

REACTIVACIÓN ECONÓMICA

La pandemia de COVID-19 también ha representado un duro golpe para la débil economía del país centroamericano, donde el cierre de centenares de micros, pequeñas y medianas empresas, incluso grandes, han cerrado y los desempleados por la crisis superan los 500.000, según fuentes del sector privado.

La situación es tan grave, que el mismo Gobierno ha admitido en los últimos días que está teniendo problemas para hacer frente al gasto público por la caída que ha tenido la recaudación de impuestos.

Esta semana, extraoficialmente ha trascendido que el próximo lunes se estaría volviendo a reactivar la economía del país, bajo rigurosos protocolos de seguridad, luego de un primer intento, en junio, que no fructificó, porque entre los hondureños no todos han acatado las medidas sanitarias.

La empresa privada ha venido solicitando que, la reapertura económica incluya los siete días de la semana, que los negocios cierren más tarde y que el permiso de salida de los ciudadanos para que puedan hacer sus compras, tramites bancarios y otros asuntos, sea a razón de dos dígitos diarios, tomando como referencia el último de su carné de identidad o pasaporte.

Por ahora, las personas solamente pueden salir una vez, de lunes a viernes, mientras que el sábado y domingo todo está cerrado y el confinamiento es total.

Eso implica que los ciudadanos salgan una vez cada quince días, sin tener acceso a todo lo que quisieran porque la mayoría de los sectores productivos están cerrados.

Se espera que el anuncio del nuevo intento para reactivar la economía a través de la fase uno, sea anunciada este domingo por la Secretaría de Seguridad, aunque eso no suponga el fin del confinamiento, ni que se abran los estadios de fútbol, ni otros centros de diversión o haya eventos sociales en los que participen muchas personas, según fuentes de la iniciativa privada.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *