Nicaragua inicia históricas teleclases, obligadas por pandemia de coronavirus

Por primera vez en la historia de Nicaragua, la educación formal estatal fue emitida a través de la televisión, en las llamadas “teleclases”, este martes, para compensar las ausencias de los estudiantes en las escuelas causadas por la pandemia del nuevo coronavirus.

En una situación inédita, diferentes maestras aparecieron en las pantallas de los canales oficiales 6 y 15 para dar lecciones de ciencias naturales, literatura y matemáticas, para los niveles de educación inicial y primaria.

En una esquina de la pantalla pudo observarse a especialistas del lenguaje de señas, que traducían las lecciones para los alumnos con discapacidad auditiva.

Las clases por televisión, que permanecerán activas durante tres semanas, no significaron sin embargo el cierre de las escuelas, que mantienen sus puertas abiertas para los estudiantes, a pesar de que las asociaciones médicas nicaragüenses han recomendado clausurarlas temporalmente, para contener la propagación del coronavirus SARS-CoV-2 que causa el padecimiento de COVID-19.

El director general de Educación Primaria, Luis Hernández, explicó que el objetivo de las “teleclases” es “fortalecer la educación de nuestros niños, afianzar el aprendizaje, y nivelar el proceso educativo”.

El funcionario habló de reforzamiento y nivelación debido a que la mayoría de padres de familia ha rechazado enviar a sus hijos a las escuelas, incluso bajo el riesgo de que pierdan su año escolar, debido a que el Gobierno se niega a suspender las clases, según ha explicado la Unidad Sindical Magisterial.

“Son clases de reforzamiento, cada uno de los estudiantes cuenta con guías proporcionadas por los docentes”, confirmó Aarón Peralta, director del Canal 6.

Las clases impartidas en los canales estatales también fueron replicadas por Radio Nicaragua, emisora oficial.

MÉDICOS LO HABÍAN RECOMENDADO

Las autoridades además establecieron una línea en WhatsApp, para que los estudiantes realicen consultas a sus maestros, sobre las clases impartidas.

Las “teleclases” estarán dirigidas a los niveles de educación inicial y primaria en horas de la mañana, y por la tarde, a la secundaria, mientras que las lecciones para jóvenes y adultos será brindada los sábados, según informó el Ministerio de Educación.

Este nuevo sistema fue instaurado en Nicaragua dos meses después de que el gremio médico y un grupo de científicos emitieron una serie de recomendaciones al Gobierno del presidente Daniel Ortega, para enfrentar la pandemia.

En su reporte semanal sobre la pandemia emitido ayer, el Gobierno informó que 2.519 personas se han contagiado desde marzo pasado, y 83 han muerto.

La Unidad Sindical Magisterial, que rechaza los datos oficiales, sostiene que al menos 30 maestros han fallecido por COVID-19, pero la cifra no es reconocida por el Gobierno.

El independiente Observatorio Ciudadano COVID-19, una red de médicos y voluntarios de toda Nicaragua, sostiene que, hasta el pasado día 24, la pandemia podía haber contagiado a 6.775 personas, con 1.878 fallecidos, incluidos 1.749 sospechosos por coronavirus y 129 por neumonía.

El manejo de la pandemia en Nicaragua ha despertado preocupación en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y en la Organización de los Estados Americanos (OEA), así como en sus dependencias dedicadas a temas de la salud y de los derechos humanos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *