Ascienden a 310 los muertos por COVID-19 en Honduras y a 8.455 los contagios

La cifra de muertos en Honduras por COVID-19 ascendió este sábado a 310, con cuatro nuevos casos, en tanto que los contagios a 8.455, con 323 confirmados que se sumaron al registro del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

El organismo estatal informó en la cadena nacional de radio y televisión que otras 50 personas han recuperado su salud, con los que se elevó a 894 pacientes los que han sobrevivido hasta ahora a la enfermedad.

El informe del Sinager destacó que de 1.114 nuevas pruebas de laboratorio PCR, 323 dieron positivo, y que del total de pacientes diagnosticados a nivel nacional, 763 están hospitalizados, de los que 462 presentan un cuadro estable, 251 están en condición grave y 50 en unidad de cuidados intensivos.

Los departamentos de Cortés, en el norte del país, y Francisco Morazán, en el centro, siguen siendo los que más casos de contagios y fallecidos registran desde el 11 de marzo, cuando fueron registrados los primeros dos casos de COVID-19 en Honduras.

Cortés, donde se localiza la ciudad de San Pedro Sula, la primera en desarrollo económico, industrial y comercial, es el mayor epicentro de la pandemia, seguido de Francisco Morazán, donde está situada Tegucigalpa, la capital hondureña.

San Pedro Sula tiene alrededor de un millón de habitantes, mientras que Tegucigalpa suma 1,5 millones, de los 9,3 millones que tiene el país.

AUMENTARÁN PRUEBAS DE PCR

Uno de los problemas que ha tenido el país centroamericano durante la pandemia, ha sido la lentitud de las pruebas de laboratorio PCR, las que hasta esta semana han comenzado a superar el millar.

Pero según dijo hoy el viceministro de Salud, Roberto Cosenza, a partir de la próxima semana aumentarán a unas 2.000 diarias.

Médicos de hospitales públicos que están enfrentando la pandemia, desde abril comenzaron a señalar que el país necesitaba de 2.000 a 3.000 pruebas de laboratorio, para ir teniendo un mejor control de la pandemia, la que Honduras enfrenta con un deficiente sistema de salud, un problema de vieja data.

Cosenza señaló que el número de pruebas PCR irá aumentando en la medida en que se vaya adquiriendo más equipo y personal capacitado.

El lunes, se inició en el país, de manera gradual, un proceso de “reactivación económica inteligente” con el compromiso de las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas de cumplir con las medidas de bioseguridad recomendadas por el Sinager.

Profesionales de la medicina no estaban de acuerdo con esa iniciativa, aunque reconocen que a raíz del confinamiento forzado a causa de la pandemia la débil economía del país se está viendo muy afectada y que algo se debe hacer al respecto.

El ensayo de la reactivación económica será del 8 al 22 de junio y, dependiendo de los resultados en materia sanitaria, se estaría tomando la decisión de continuar con la medida, o de volver a un cierre de todos los negocios, para proteger a la población, han advertido fuentes del Gobierno.

Cosenza señaló al respecto que se hará un análisis del 8 al 22 de junio sobre el proceso de reactivación económica, lo que definirá qué decisiones se tomarán en todo el país. EFE



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *