EE.UU. dispone “vuelos de alivio” a sus ciudadanos que salgan de Nicaragua

Estados Unidos dispuso este miércoles de dos “vuelos de alivio” para los ciudadanos estadounidenses que desean salir de Nicaragua regresar a su país, en medio de la pandemia de COVID-19, que mantiene congelados los puentes aéreos en casi todo el mundo.

Uno de los “vuelos de alivio”, realizados por la firma Eastern Airlines, salió esta mañana del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, de Managua, con más de 200 pasajeros, con destino a Miami.

Los “vuelos de alivio” son ofrecidos por Eastern Airlines hacia Centroamérica y Sudamérica, como excepciones a los cierres de fronteras de casi todos los países del mundo.

Nicaragua es uno de los pocos países que mantienen sus fronteras abiertas, en medio de la pandemia.

La embajada de Estados Unidos anunció que otro “vuelo de alivio” saldrá de Managua hacia Miami, mañana a las 10.00 horas local (16.00 GMT).

A pesar de que la sede diplomática estadounidense advirtió que los boletos solamente pueden ser comprados en línea, decenas de personas que aspiran volver a Estados Unidos se aglomeraron en el aeropuerto nicaragüense, en busca de un asiento.

Horas después del anuncio de la embajada, todavía había boletos disponibles en la web de Eastern Airlines, a precios de 1.398,78 dólares.

NO ENFERMOS CON COVID-19

Las autoridades de Estados Unidos, que recomendaron “encarecidamente a los ciudadanos estadounidenses” considerar “esta opción”, advirtieron que ninguna persona debe llegar a la terminal aérea “si tiene algún síntoma de COVID-19, como tos, fiebre o dolor en el cuerpo”.

La medida tiene como objetivo evitar que los enfermos pongan “en peligro a sus compañeros de viaje o al personal del aeropuerto”, especificaron.

Aunque las fronteras de Nicaragua permanecen oficialmente abiertas, la falta de vuelos ha hecho que las tiendas del principal aeropuerto del país mantengan sus puertas cerradas, por lo que Estados Unidos recomendó a los viajeros llevar su propia agua y bocadillos.

Estados Unidos ya había retirado de Nicaragua a una parte de sus ciudadanos el 1 y 2 de abril pasado, a través de vuelos directos a la ciudad de Houston.

El pasado día 14 la embajada estadounidense en Nicaragua recomendó a sus ciudadanos que almacenaran alimentos, agua y medicamentos suficientes para 15 días, y que buscaran refugio, ante la incertidumbre por cómo el presidente Daniel Ortega maneja la pandemia de COVID-19.

Ortega ha sido criticado por no escuchar las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), e ir en sentido contrario, al no establecer restricciones, ni implementar medidas de prevención, y promover actividades de aglomeración.

El Gobierno de Nicaragua hasta ahora ha reportado 254 casos y 17 muertos a causa de la pandemia. El Observatorio Ciudadano COVID-19, que goza de mayor credibilidad entre médicos y científicos, ha informado de 1.594 enfermos y 351 fallecidos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *