Excarcelan a 2.815 reos en Nicaragua por el mes de las madres

Un total 2.815 reos, incluyendo ancianos con enfermedades crónicas, fueron excarcelados este miércoles en conmemoración del “mes de las madres” en Nicaragua, país que no ha establecido restricciones ante la pandemia de COVID-19.

El Ministerio de Gobernación informó de la excarcelación de 2.727 varones y 88 mujeres, que se encontraban recluidos en los centros penales ubicados en las ciudades de Tipitapa, Chinandega, y Granada en el Pacífico, Matagalpa y Estelí en el norte, Juigalpa en la zona central, y Bluefields en el Caribe sur.

Las autoridades, que no informaron cuántos ancianos enfermos fueron excarcelados, señalaron que los convictos continuarán cumpliendo bajo “el beneficio de convivencia familiar”.

La excarcelación provocó que cientos de familiares de los reos, incluyendo “presos políticos”, se aglomeraran esta mañana en la calle que lleva hacia la cárcel conocida como “La Modelo”, en la ciudad de Tipitapa, con la esperanza de recibir a los excarcelados.

Algunos de los familiares, especialmente las madres, se mostraron ansiosos por saber si sus seres queridos estaban incluidos en la lista de excarcelados, pero en esta ocasión el Ministerio de Gobernación no hizo público el listado, ni sacó a los reos por la puerta principal.

La Asociación de Víctimas de Abril (AVA) no pudo confirmar la excarcelación de ningún “preso político” inmediatamente después del anuncio oficial.

El Ministerio de Gobernación tampoco mencionó la pandemia de COVID-19 como razón para la excarcelación.

El Gobierno del presidente Daniel Ortega, que cada año libera a miles de reos con delitos comunes, nunca había excarcelado a tantos privados de la libertad en mayo. En 2019, un total de 50 convictos fueron enviados a sus casas en este mes.

La excarcelación fue anunciada de forma sorpresiva, un día después de que un “preso político” con supuestos síntomas de COVID-19, que había sido reportado como desaparecido desde el sábado, fue encontrado intubado en el hospital estatal dedicado a pacientes afectados por la pandemia, hasta donde lo habían llevado las autoridades del Sistema Penitenciario Nacional sin avisar a sus familiares.

Diferentes organizaciones opositoras habían emitido un S.O.S. por los “presos políticos” desde marzo pasado, cuando el Ministerio de Salud confirmó el primer caso de COVID-19 en Nicaragua, y la presión incrementó la semana pasada, cuando los reos denunciaron la muerte de dos personas con síntomas de la enfermedad, sin que hasta ahora las autoridades hayan confirmado ni negado la información.

Organizaciones como la oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), han abogado por garantizar el derecho a la salud en Nicaragua.

Según AVA, que exige a liberación absoluta de los “presos políticos”, unos 193, en Nicaragua los reos están especialmente expuestos a contraer COVID-19, porque sufren hacinamiento, reciben agua de mala calidad racionada, y no tienen acceso a la salud.

Actualmente el Gobierno reconoce 25 casos, con ocho muertos, no obstante, el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19 ha informado de 1.033 casos, con 188 fallecidos por causas relacionadas a la pandemia.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *