Brasil suma 600 muertes por COVID-19 en un día y el total llega a 7.921

Brasil reportó este martes 600 muertes por coronavirus en el último día, con lo que el total de fallecidos se elevó en el país hasta los 7.921, según informó el Gobierno.

Esta es la primera vez que el número diario de fallecidos por COVID-19 se sitúa en la barrera de los 600, lo que refleja un agravamiento de la crisis sanitaria.

El Ministerio de Salud registró 6.935 nuevos casos de coronavirus con respecto al lunes, con lo que la cifra total de contagios se situó en los 114.715, de acuerdo con el último boletín divulgado por la cartera.

Los datos muestran que la pandemia continúa su expansión de forma acelerada en Brasil, que tiene una población de 210 millones de habitantes.

Brasil es el segundo país de América con más infectados por la enfermedad, aunque, según cálculos realizados por científicos brasileños, la enorme subnotificación existente podría situar el número de casos por encima de Estados Unidos, que ya ha superado el millón.

El secretario de Vigilancia Sanitaria del Ministerio de Salud, Wanderson de Oliveira, confirmó además que en el balance oficial aún no aparecen reflejados los resultados de los exámenes realizados por laboratorios privados.

También subrayó que el Gobierno se ha comprometido a realizar unos 46 millones de test para coronavirus, lo que representa el 22 % de la población brasileña.

Por otro lado, las autoridades sanitarias investigan la muerte de otras 1.579 personas que podrían haber perdido la vida por causa del coronavirus.

El número de recuperados se ubicó este martes en los 48.221, equivalente al 42 % del total.

Según cálculos del Ministerio de Salud, el pico de la pandemia se producirá entre finales de mayo y junio, aunque hoy remarcaron que no es posible precisar con exactitud una fecha y que también dependerá de las medidas que adopten cada uno de los 27 estados del país.

Ante el crecimiento exponencial de los casos, algunos estados de las regiones norte y nordeste de Brasil ya han decretado medidas de confinamiento total para su población.

El estado de Maranhao (nordeste) fue este martes el primero del país en adoptar el llamado “lockdown”, aunque solo en su capital, Sao Luis, y la región metropolitana, durante diez días prorrogables.

En el norte, el Gobierno del estado amazónico de Pará, que ha visto un incremento sustancial de los óbitos durante la última semana, decretó también la cuarentena total para su capital Belém y otros nueve municipios de la región.

Los dos estados brasileños más golpeados por la pandemia continúan siendo Sao Paulo, con 2.851 muertes y 34.053 infectados, y Río de Janeiro, que registra 1.123 óbitos y 12.391 contagios.

Los sistemas sanitarios de ambas regiones, que han paralizado sus economías para contener el virus, se encuentran cerca del límite

También preocupa la situación del estado de Amazonas, limítrofe con Colombia, Perú y Venezuela y que, con 649 fallecidos y 8.109 casos, tiene sus servicios sanitarios y funerarios completamente desbordados.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *