El Salvador llega a 323 casos de COVID-19 con 25 nuevos contagios

El Salvador registró 25 nuevos casos locales de coronavirus SARS-CoV-2 (causante de la enfermedad COVID-19), la cifra más alta en el país desde que comenzó la pandemia, según datos oficiales consultados este lunes.

De acuerdo con el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, el país está “en fase de transmisión comunitaria total”, por lo que “el riesgo de contagio es extremadamente alto”.

Las autoridades realizaron el domingo un total de 1.423 pruebas, con las que se detectaron los nuevos casos, que representan un incremento de aproximadamente el 8,4 %, respecto a los 298 casos computados hasta el sábado.

El mandatario también indicó que 6 pacientes más se recuperaron para totalizar 89; y 254 personas salieron de cuarentena “sanas”, con los que suman 4.646, y la cifra de detenidos por supuestamente saltarse el confinamiento obligatorio son 2.323.

La cifras del Ministerio de Salud dan cuenta de 226 casos activos del COVID-19, de los que 172 se encuentran sin síntomas, 41 pacientes tienen pronóstico médico “estable”, 4 “moderado”, 5 “grave” y 4 “crítico”.

Los municipios del centro del país son los que más contagios registran, con la capital San Salvador a la cabeza (32 casos) y le siguen Soyapango (16), Apopa (9) e Ilopango (7).

Una comisión del Congreso discute este lunes la superación de un veto presidencial a un proyecto que busca, según los legisladores, facilitar el retorno de unos 4.500 salvadoreños se mantienen fuera de El Salvador sin poder ingresar al país a raíz de la pandemia.

El Gobierno también ha visto afectados sus planes de vigilancia de las medidas de confinamiento para contener el COVID-19 al destinar elementos de los cuerpos de seguridad a combatir una alza de los homicidios registrada desde el viernes.

La Fiscalía General de la República (FGR) confirmó a Efe que el viernes se registraron 24 muertes violentas, 12 el sábado y 22 el domingo, cifras por arriba de los promedios diarios de un dígito registrados durante buena parte de la administración de Bukele.

Bukele, que no ha señalado los motivos de este incremento repentino, atribuye el alza a las pandillas y ordenó endurecer el régimen de seguridad de las prisiones.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *