El Salvador contabiliza 30 casos de COVID-19 y amplía el estado de excepción

El Salvador contabilizó este domingo un total de 30 casos confirmados de COVID-19, al sumar en las últimas 24 horas seis nuevos positivos, y amplió por 15 días más el estado de excepción como medida para evitar la propagación de la enfermedad.

“Seis nuevos casos confirmados de COVID-19 en nuestro país”, publicó el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, en sus redes sociales.

Del total de casos, 19 corresponden a hombres y 11 a mujeres, con edades que oscilan entre los 20 y los 80 años, según el sitio web de datos y estadísticas sobre dicha enfermedad.

En El Salvador todavía no se ha registrado ningún fallecido a causa de la pandemia de COVID-19, más de 3.900 personas se encuentran en cuarentena en 89 centros de contención y existen 12 casos sospechosos.

Sin embargo, seis salvadoreños han muerto en Estados Unidos, Italia o España por la enfermedad, según informó el sábado la Cancillería.

SE AMPLÍA EL ESTADO DE EXCEPCIÓN

La Asamblea Legislativa de El Salvador autorizó este domingo que el estado de excepción, decretado el pasado 14 de marzo, se amplíe por 15 días más en todo el país como medida extraordinaria para enfrentar la pandemia del COVID-19 y con la que se limitan algunas garantías constitucionales.

A la medianoche del domingo vencía el plazo inicial de dicho régimen, por lo que el presidente del Parlamento, Mario Ponce, convocó al pleno a una sesión extraordinaria que se extendió por más de seis horas.

La ampliación del estado de excepción fue aprobada con 56 votos a favor de los 84 diputados en el Congreso; los 23 parlamentarios del opositor Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) no votaron y 3 diputados se abstuvieron.

El decreto legislativo, que no tuvo ninguna modificación, establece que la limitación de la libertad de tránsito se aplicará a las zonas que resulten afectadas con el coronavirus.

Por otra parte, aclara que no se limitará la libertad de los salvadoreños de entrar al país si cumplen las medidas sanitarias que dicten las autoridades de Salud.

El estado de excepción aprobado tampoco autoriza la limitación de la libertad de expresión, la intervención de las telecomunicaciones y “ningún otro derecho a libertad fundamental”.

La derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) propuso una modificación para que las personas que supuestamente no acaten la cuarentena domiciliar obligatoria “no sean detenidos y enviados a un centro de contención, sino a su casa para que cumplan con la medida”.

Arena fundamentó su propuesta en una resolución de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de El Salvador que ordena enviar a sus casas a las personas detenidas por supuestamente saltarse la cuarentena domiciliar obligatoria y que se encuentren en instalaciones policiales.

El Ejecutivo manejó inicialmente esta medida como “detenciones” y posteriormente, tras la críticas, como “retenciones”.

Sin embargo, la propuesta de Arena no fue acogida por el Parlamento, por lo que los salvadoreños que no acaten la cuarentena obligatoria serán enviados a un centro de contención.

(c) Agencia EFE



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *