España ayuda a evitar la mortandad de peces criados por campesinos en Nicaragua

Un grupo de nueve cooperativas de pescadores artesanales de Nicaragua son capacitados para prevenir la mortandad de peces criados en esteros del extremo noroeste del país, con el apoyo de la cooperación española, informó este sábado la organización Amigos de la Tierra España.

Al menos 20 pescadores artesanales de las nueve cooperativas, conformadas por campesinos, reciben capacitación especializada en el municipio de El Viejo, Chinandega (noroeste), con auspicio de la Xunta de Galicia, para no volver a vivir experiencias del pasado, en las que, de forma inexplicable, perdían miles de peces criados para la subsistencia de sus familias.

Según Amigos de la Tierra España, que ejecuta el proyecto junto con la Fundación Luchadores Integrados para el Desarrollo de la Región (Lider), a partir del presente año los pescadores artesanales del noroeste de Nicaragua podrán evitar la mortandad de peces, ya que estarán capacitados para detectar enfermedades en jaulas flotantes de engorde.

Adicionalmente, los campesinos podrán realizar tomas, recolección y envío de muestras, para ser analizadas en el Centro Veterinario de Diagnóstico de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León), que es parte del proyecto, indicó la fuente.

Al final, los mismos campesinos sabrán cuándo los peses sufren de “hongos, parásitos o bacterias, y atender el problema inmediatamente”, dijo el acuicultor artesanal Néstor Álvarez, quien forma parte del grupo que es capacitado por las Escuelas de Campo, de la UNAN-León.

Con dichas capacitaciones los acuicultores artesanales aspiran a evitar mortandades de especies marinas como el pargo rojo (lutjanus argentiventris) o el lunarejo (lutjanus guttatus), así como la tilapia (oreochromis niloticus) o el guapote (Parachromis managuensis).

Entre los pescadores capacitados participan ocho mujeres, lo que es considerado un logro a nivel local, ya que la actividad pesquera en Nicaragua históricamente ha sido exclusiva de los hombres.

De acuerdo con Guillermo Paiz, coordinador de proyectos de Amigos de la Tierra España, en los últimos cinco años los campesinos del noroeste de Nicaragua han sido guiados para criar peces de forma “sostenible y respetuosa con el medioambiente”, de tal manera que sea una actividad económica con buenos rendimientos.

La capacitación forma parte de un proyecto más amplio de la Cooperación Gallega, cuyo objetivo es brindar alternativas económicas para campesinos pobres de la zona, que estén adaptadas al cambio climático.

Actualmente las cooperativas beneficiadas producen entre 5.000 y 25.000 peces por año, con pérdidas del 10 %, las que pretenden reducir con dicha capacitación.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *