Mueren dos niños por quemaduras después de incendio en Managua

La tarde de este miércoles se registró un incendio en una vivienda del barrio Julio Buitrago, en Managua,donde dos niños que resultaron quemados,fallecieron horas después en un hospital capitalino.

Jordan Caleb Obando de 4 años falleció tres horas después producto de las fuertes quemaduras que recibió, del mismo modo se informó que su hermana de un año se encontraba en una sala de cuidados intensivos, batallando por su vida y en horas de la mañana del jueves, se confirmó su deceso,en el hospital Antonio Lenín Fonseca.

Del siniestro se conoció que las llamas iniciaron en la cocina y se propagaron a la sala donde Jordan Caleb veía televisión, y al cuarto donde la pequeña Alessandra Adelay dormía.

Marvin Antonio Obando Cajina, de 24 años, padre de los menores, supuestamente andaba en la venta, sin embargo al escuchar los gritos de los niños y percatarse del humo en la casa, se dispuso junto a otros vecinos a irrumpir por el techo para rescatar a los niños.

Por desgracia los niños ya tenían casi todo su cuerpo quemado, enseguida fueron trasladados al hospital, donde también fue atendido Marvin Obando, debido a las quemaduras de segundo grado que sufrió en las manos y rostro.

En el inmueble donde ocurrió el incendio habitan 9 adultos y 4 niños y es propiedad de doña María del Socorro Oporta, abuela paterna de los niños, quien ocupa la parte principal de la casa como pulpería, venta de lubricantes y otros líquidos inflamables.

Al lugar llegaron Bomberos Unificados que trabajaron de manera rápida para sofocar las llamas y evitar que se propagaran por toda la casa. Las llamas devoraron 2 camas, un abanico, un mueble de madera y demás enseres.

La joven Linda Marbelly Soto Castillo, de 21 años, madre de los pequeños estaba en su centro de trabajo a la hora del incendio.

Se conoció que las causas del siniestro fue por el recalentamiento de una tableta electrónica conectada a una toma corriente, ubicada en una de las habitaciones al costado norte de la vivienda.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *