Taxista admitió crimen contra adolescente en Chichigalpa.

José Martín Ocampo Aburto, de 36 años, fue llevado a audiencia preliminar a los juzgados de Chinandega donde admitió los hechos por el crimen contra la adolescente Josseling Catalina Pineda Romero, de 17 años, la mañana del pasado sábado en Chichigalpa.

El abogado defensor de Ocampo solicitó la pena mínima para el taxista, 5 años por el robo agravado y 25 años por el asesinato de Josseling Pineda Romero,mientras que la fiscal del Ministerio Público solicitó las penas máximas, 7 años de cárcel por el robo y 30 años por el asesinato de la adolescente.

Según la acusación de la Fiscalía, Josseling Catalina Pineda Romero, se estaba preparando para hacer el examen de admisión de la UNAN-León (Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua) y por tal razón había salido a las 5:30 de la mañana del sábado 25 de enero de su casa en el reparto Marvin Salazar, de Chichigalpa para dirigirse a la terminal de buses de ese municipio y dirigirse a la escuela Filemón Rivera, donde recibía clases.

Josseling Romero abordó el taxi rojo marca Kia placas CH 1184, que era conducido por José Martín Ocampo Aburto. Ella llevaba 150 córdobas en su bolso y un celular Samsung Galaxy J2 Prime.

El acusado José Martín Ocampo Aburto aprovechándose de la falta de experiencia de la víctima, no la condujo a la terminal de buses, sino que la llevó al kilómetro 122 de la carretera Panamericana (…), se lee en la acusación.

La adolescente, al sentirse en peligro, trató de salir del taxi y comenzó a forcejear con el taxista. «La víctima en su defensa le dio golpes con sus manos y le rasguñó el cuello, manos y antebrazos del acusado», añade el documento.

Según las autoridades, Ocampo le dio golpes con el codo y puño derecho a la víctima en el rostro para neutralizarla. Cuando llegó a un camino desolado y montoso de la comunidad El Pellizco, Ocampo parqueó el taxi, bajó a la adolescente y la arrastró seis metros, regresó al taxi y fue por la gata del vehículo y le dio varios golpes en la cara y cabeza a la menor.

Al ver que la víctima aún se encontraba con vida, para asegurar su objetivo de privarla de la vida, agarró del suelo una piedra lisa de tamaño grande, y se la dejó caer en la cabeza a la víctima Josseling Catalina Pineda Romero», detalla la Fiscalía.

Luego, el sujeto se apoderó del bolso en el que la menor llevaba su celular, un cuaderno a rayas, un folder con la guía de preparación para el examen de la UNAN-León, una pintura de labios y dos rímel de pestañas.

La lectura de sentencia será el próximo 3 de febrero del 2020.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *