Condenado a la pena máxima por enterrar viva a una menor en Nicaragua

Walter Darbelles Jiménez, de 22 años, fue condenado ayer a 30 años de prisión, la pena máxima en Nicaragua.Esto por el homicidio de una menor de 15 años de edad a quien enterró vida y cuyo cuerpo fue descubierto en una vivienda de un barrio en la capital, Managua.

El juez, José Alfredo Silva, detalló durante la lectura de pena que el condenado deberá permanecer en prisión hasta el 29 de noviembre de 2047.

El caso, que conmocionó al país, salió a luz el 30 de junio de 2017, cuando personas que laboraban en el patio de la casa encontraron el cuerpo de la víctima.

Se trata de Rechel Rostrán Obando, de 15 años, quien estaba desaparecida desde enero de ese mismo año.

De acuerdo a la Fiscalía, el asesinato de la quinceañera fue perpetrado por Jiménez luego de haber estado tomando licor junto con la víctima y otra jovencita, de 16 años, de iniciales A.J.G, que había sido acusada por el delito de “cooperadora necesaria”.

El crimen de la quinceañera Rechel Rostrán no hubiese sido descubierto de no ser por la adolescente, quien en un acuerdo con la Fiscalía, declaró contra Darbelles y lo señaló como el asesino.

La adolescente también delató a Guillermo Cuarezma (prófugo) y a Maykel Prado y/o Maycol Antonio Cano, como los sujetos que ayudaron a cavar la fosa y enterrar aún viva a Rechel Rostrán. Por su declaración, la menor de iniciales A.J.G., no fue procesada y en cambio se convirtió en testigo protegido de la Fiscalía.

El Juez Quinto Distrito Penal de Juicio de Managua, doctor José Alfredo Silva Chamorro, programo la lectura de sentencia para el 14 de enero del año 2020.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *