Niño pensó que su papá estaba jugando cuando intentó matarlo.

En el banquillo de los acusados, llorando y sin levantar la cabeza pasó durante toda la audiencia el sujeto Juan Antonio Maltes Aragón, de 25 años quien es señalado de querer asesinar a su hijo de 7 años.

El sujeto llevo al menor en una motocicleta a eso de la 7 de la noche del 11 de enero, hasta el kilómetro 170 carretera al municipio de Santo Tomás, en el sector conocido como Tierra Blanca.

Estando en el sitio le dijo a su hijo que fueran hacer una exploración a la alcantarilla a ver que había adentro, a lo que el niño accedió pensando que era un juego que su papá estaba haciendo.

Una vez adentro del drenaje el sujeto le dio varios golpes con una piedra en la cabeza, hasta dejarlo inconsciente, sangrando y tirado sobre el concreto. Luego huyó del lugar hasta la finca ubicada en la comarca las Pavitas, jurisdicción del municipio de Acoyapa.

Según la acusación, el procesado se separó de la mamá del menor cuando esta tenía cinco meses de embarazo, pero una vez nacido, llegaron al acuerdo de prestárselo en ocasiones para que lo llevara a pasear.

De igual manera tendría que cumplir con la pensión alimenticia que correspondía a 800 córdobas y ropa para el menor en un periodo ya establecido.

Fue por eso que el día de la desaparición el sujeto llegó con la excusa que lo llevaría a comer y por eso la mamá autorizo la petición.

El Ministerio Publico, lo acusó por el delito de parricidio en grado de frustración en perjuicio del niño Kendrid Jadierd Escobar.

La defensa de Maltes Aragón, solicitó ante el juez que su defendido fuese llevado al Instituto de Medicina Legal, para una valoración médica general y psiquiátrica. A lo que el judicial dio lugar.

El juez Henry Morales, del juzgado Sexto Penal de Audiencia de Managua, admitió la acusación, dictó prisión preventiva y marcó como fecha para audiencia inicial para el 31 de enero.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *