El cáncer es la segunda causa de muerte en Nicaragua

El Ministerio de Salud de Nicaragua emitió un informe sobre la enfermedad del cáncer, la cual ocupa el segundo lugar como causa de muerte en Nicaragua.

Entre los tipos de cáncer que más muertes ocasionan en adultos son de estómago, colón, cuello de útero y mamas mientras que en los niños son la leucemia y el cáncer de cerebro.

Pese a esto el Minsa detalla que se están equipando laboratorios para diagnósticos, para patología y un centro nacional de pruebas, citologías y 23 mamógrafos en las cabeceras departamentales, ademas se están implementando cirugías y quimioterapias en 6 departamentos para facilitar el acceso de pacientes. Y radioterapias con equipos modernos como el acelerador lineal.

Según un informe publicado en The Lancet, encontró que el cáncer fue la segunda causa más común de muerte en todo el mundo en 2018, representando el 26% de todas las muertes”, dijo Gilles Dagenais, profesor de la Universidad Laval de Quebec en Canadá, quien codirigió el trabajo.

Importancia del diagnóstico temprano

Una prueba de diagnóstico temprano es la que tiene como objetivo poder tratar el cáncer en su etapa inicial, y así aumentar el porcentaje de curación en las personas. La misma está basada en diagnosticar el cáncer en una etapa temprana cuando los síntomas casi no son percibidos por el paciente.

La detección precoz consiste en la búsqueda de cáncer en aquellas personas que no presentan ningún tipo de síntomas, esto incluye pasar por una serie de métodos diferentes tales como exámenes físicos, pruebas de laboratorio, imágenes y a veces pruebas genéticas.

“En la actualidad existen pruebas médicas que permiten diagnosticar a pacientes que puedan estar desarrollando cáncer, aún sin tener síntomas; lo cual no necesariamente indica que si un paciente recibe un resultado positivo, obligatoriamente tenga esta patología, sino que está en mayor riesgo de padecerlo, por lo cual se debe someter a mas exámenes que confirmen un diagnóstico.

Realizar estas pruebas permite tratar la enfermedad en su etapa inicial, aumentando así las posibilidades de curación. “Otro punto a tener en consideración es que muchas veces el cáncer no da síntomas hasta que llega a una etapa en la cual ya no existen alternativas terapéuticas de sanación. De esta manera, lo óptimo sería poder descubrir el cáncer en su estado inicial.

Lograr un diagnóstico temprano tiene muchas ventajas, debido a que el paciente puede recibir tratamientos curativos y someterse a procedimientos menos agresivos para el tratamiento, y con menos efectos secundarios.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *