Ejército de Nicaragua incauta droga y decomisa avioneta.

El Ejército de Nicaragua durante un operativo antidrogas incautó una avioneta tipo Cessna, color blanco con rayas oscuras en los costados y con matrícula N2103S, cargada de presunta droga, en Cárdenas Rivas.

El teniente coronel José Antonio Solórzano, jefe del Cuarto Comando Militar Regional del Ejército de Nicaragua, precisó que el operar de los individuos se detectó el 18 de octubre, a eso de las 3 de la tarde, donde tropas del destacamento fronterizo del cuarto comando militar regional, detectaron a su vez el sobrevuelo en el sector sureste en la comunidad de Colón, con posible aterrizaje en la finca El Toro en los límites fronterizos de Costa Rica, en territorio nicaragüense.

En el punto, las tropas del ejercito fueron recibidas a balazos a lo cual los efectivos dieron respuesta y dando como resultado un muerto y cuatro capturados durante el encuentro, de ellos dos heridos.

De acuerdo con datos del Ejército de Nicaragua, el fallecido es de origen mexicano,identificado como Edgard Leonel Rojo López, de 31 años de edad, con pasaporte G27542573, mientras que de los heridos uno también es mexicano y el otro costarricense y dos sujetos se dieron a la fuga con rumbo a territorio costarricense. Los prófugos también abrieron fuego contra las tropas.

Los capturados responden a los nombres de Merquisibel Rocha Meléndez, de 38 años y Mario Alberto Cárdenas López, de 35 años (ambos mexicanos) y Juan Miguel Castro Zúniga de 34 años y Lindon Aguiluz Retana de 45 años (ambos costarricenses).

Además se incautó una camioneta Mitsubishi L200, color gris con placa costarricense CL284004, misma desde donde la avioneta era cargada con 16 bultos de presumiblemente cocaína.También se ocupó un fusil AK.

En la aeronave se encontró también una cantidad aún no determinada de dólares.En el lugar fueron encontrados bidones con combustible aéreo y un barril de 55 galones, además de una bomba de trasiego manual de combustible.

Los detenidos y los medios ocupados serán entregados a las autoridades correspondientes, para que se inicie su proceso de judicialización.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *