Prisión preventiva para acusados de asesinato agravado.

En prisión preventiva quedaron dos nicaragüenses, dos guatemaltecos y un colombiano acusados de participar en el cruel asesinato del ciudadano originario de Managua, Máximo Ríos Orozco.

Máximo Ríos Orozco fue golpeado,torturado, le cortaron la oreja derecha, lo decapitaron y por último le amputaron las manos y pies, y lo echaron en tres sacos macén para enterrarlo.

El macabro asesinato ocurrió el 24 de septiembre pasado, cuando los nicaragüenses Marcos Manuel Amaya Narváez, de 35 años y Carlos Enrique Cortez Guevara, de 21, así como el colombiano Evert de los Ríos Ospina, de 46; los guatemaltecos Silas René Galindo Ricinos, de 42 y Lucas Medrano Ramírez, de 41 y el prófugo Victorino Manuel Mondragón Ríos, de 37, llevaron a Ríos a una propiedad de Mondragón, ubicada en la comarca Buenos Aires, de la escuela tres kilómetros al oeste, en el municipio de Villa El Carmen, departamento de Managua.

En el interior de un saco macén echaron los pies y manos y las prendas de vestir, y en otro saco macén mediano echaron la cabeza y después cargaron con el resto del cuerpo desmembrado y los subieron a una camioneta.

Cuando los sujetos se encontraban en la comunidad Los Cedros, en el kilómetro 23 y medio de la Carretera Vieja a León, en la finca Campo Amor, de la carretera 9 metros al sur, enterraron uno de los sacos.

En el sector del kilómetro 24 de la misma carretera dejaron tirado el resto del cuerpo del capitalino.

La Fiscalía solicitó orden de captura contra el nicaragüense Victorino Manuel Mondragón Ríos, de 37 años.

El juez Carlos López Cano accedió a la petición y giró una orden de allanamiento y detención contra el acusado Mondragón Ríos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *