Dos jóvenes mueren asfixiados dentro de un pozo por buscar un balón.

Cristian Francisco Martínez Ramírez, de 23 años de edad, y David Vanegas Gradys, de 19 años, perecieron por asfixia tras introducirse a un pozo profundo en Aserrío El Pocho, en el campo deportivo de Rama Mesa entre los municipios de Ocotal y Mozonte, Nueva Segovia.

Preliminarmente, se conoció que Cristian y David, jugaban fútbol y la pelota cayó dentro del pozo, por lo que uno de los jóvenes se metió para sacar el balón, pero al ver que su amigo no salía, descendió para auxiliarlo dando paso a la tragedia,ya que ambos se quedaron sin oxígeno.

Los cuerpos de ambos jóvenes originarios del barrio Santa Ana de Ocotal ,fueron rescatados por miembros de los bomberos que se auxiliaron de herramientas hidráulicas para sacarlos del profundo pozo.

Según el médico forense los jóvenes murieron por falta de oxígeno en el cerebro.

Los cuerpos fueron trasladados al hospital Alfonso Moncada Guillen de Ocotal.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *