La Amazonía un paraíso medioambiental en llamas.

Los incendios que se expanden en la Amazonía, con especial incidencia en Brasil pero también en Bolivia, disparan alarmas en el mundo por la importancia medioambiental del que es considerado como el mayor pulmón vegetal del planeta. Asimismo, la humareda de los peores incendios forestales que afectan la Amazonía de Brasil y a Bolivia desde hace más de dos semanas llegó a algunas provincias amazónicas del Perú.

Se trata de “una capa fina de humo” que apareció desde el lunes, 19 de agosto del 2019, en el cielo de la provincia amazónica de Tambopata, situada en la región de Madre de Dios, “por efecto del aire que llega desde Brasil y Bolivia”, según indicaron desde Madre de Dios, región peruana fronteriza con Brasil y Bolivia.

Los focos de incendio en la Amazonía superan ya los 70.000 en lo que va del año, según los datos del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) de Brasil. Éstos se deben principalmente a las quemas provocadas para deforestar un terreno, con el objetivo de convertirlo en área de pastoreo, o para limpiar zonas ya deforestadas.

El incendio es solo uno de los miles que actualmente arrasan la Amazonía, la selva tropical más grande del mundo y un baluarte contra el cambio climático.

La urgencia ambiental motivó que la etiqueta #PrayForAmazonas se volviera tendencia en redes sociales, favoreciendo también la viralización de imágenes fuera de contexto.

Tanto en Facebook como en Twitter circulan imágenes virales que supuestamente corresponden a los incendios recientes en la Amazonía.

La más afectada fue la modernísima ciudad de Sao Paulo donde la tarde del lunes, pasadas las 3 de la tarde, se oscureció por completo, como consecuencia de dos factores: la llegada de una fuerte nubosidad y los incendios forestales de la Amazonia a miles de kilómetros de la ciudad.

En las últimas semanas, imágenes en las redes sociales de Brasil muestran llamas avanzando en reservas ambientales así como enormes nubes de humo que han cubierto a varias ciudades.

Además del daño ambiental, los pueblos originarios afectados y los animales muertos, los incendios que se registran en la Amazonía brasileña han dejado también una estela de contaminación que ha sobrepasado las fronteras y llegado a otros países de la región.

Una nube de monóxido de carbono “cruzó transversalmente América Latina de lado a lado dejando rastros también en Ecuador, Colombia, Panamá y Venezuela”, según datos del Servicio europeo de Monitoreo de la Atmósfera Copernicus (CAMS), citados por BBC Mundo.

La organización Juventudes por el Clima está organizando una protesta masiva en las embajadas de Brasil en diferentes países, incluido Ecuador, este viernes por los incendios que afectan a la Amazonía.

El objetivo de estas manifestaciones será reclamar al gobierno del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, acciones contra los incendios. Lo culpan de que los incendios en la Amazonía brasileña han aumentado 80% desde que asumió el poder en enero pasado, debido a su política de ver “al Amazonas como una bolsa de dinero”.

¿A qué se deben los incendios?

El alarmante aumento de los incendios en la Amazonía brasileña se debe en gran parte al avance de la deforestación y no a la temporada seca, como sostiene el gobierno de Jair Bolsonaro, explica Paulo Moutinho, investigador del IPAM, una organismo de investigación amazónico.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *