A juicio acusado por el delito de homicidio en La Sirena, Estelí.

Las autoridades descartaron que el fallecido de 55 años haya sido abusado sexualmente, como especularon en las redes sociales. El Ministerio Público estableció en la acusación que Kenny López Rugama atacó a la víctima cuando estaba indefensa.

Acusado por el delito de homicidio en perjuicio del ciudadano Nicolás Antonio Lira Reyes, fue llevado a juicio oral Kenny Joel López Rugama, de 24 años de edad.

Sin embargo, por la inasistencia de varios de los testigos, el juicio fue suspendido varias horas y la judicial Elízabeth del Carmen Corea Morales programó la continuación para el 20 de agosto del año en curso, a las tres de la tarde.

Según la acusación presentada por el Ministerio Público, los hechos sucedieron el domingo de resurrección en la comunidad La Sirena, ubicada 8 kilómetros al norte de la ciudad de Estelí.

El fallecido fue encontrado por pobladores del lugar debajo la cama en la que dormía, boca arriba, ensangrentado y semidesnudo, por ello inicialmente se especuló a través de las redes sociales que había sido abusado sexualmente.

Meyling Martínez, defensora técnica de Kenny Joel López Rugama, detalló que al finalizar el juicio oral, demostrará que el acusado es inocente del crimen por el que el Ministerio Público lo señala.

Según Martínez, en la imputación formulada por la fiscalía hay una serie de vacíos, porque nadie observó que López agredió a la víctima y resaltó que los testigos ofrecidos por el ente acusador son de “hablada”.

De acuerdo con el Ministerio Público, en las investigaciones la Policía Nacional determinó que el crimen ocurrió en el lugar donde habitaba la víctima, que precisamente era parte de la casa del acusado, puesto que la mamá de este último decidió que el señor Lira Reyes, oriundo de la Costa Caribe, quedara a cargo del inmueble, porque el acusado tomaba mucho. Al parecer, el joven se molestó porque su progenitora prefirió a una persona particular para confiarle la casa.

Según la acusación presentada por el Ministerio Público a través de la fiscal Camila Zambrana, el señalado, quien al parecer andaba bajo el efecto de sustancias alucinógenas antes de cometer el crimen, amenazó a la víctima para obligarla a que tomara licor.

La acusación señala que el reo en horas de la mañana del día de la muerte de Lira Reyes, se encontraba junto a cinco amigos, no obstante, para quedarse solo en la vivienda con el anciano, les pidió que se alejaran del sitio.

De acuerdo con el Ministerio Público, Lira estaba dormido e indefenso en la casa cuando López Rugama, con el propósito de quitarle la vida, tomó un garrote y violetamente lo atacó.

La abogada defensora Meyling Martínez dijo que el proceso tiene varias inconsistencias, porque desde el inicio dela acusación, algunos testigos propuestos por la fiscalía no presentaron su cédula de identidad.

La acusación en la audiencia preliminar fue admitida por la jueza suplente de distrito penal de audiencia de Estelí, ya que la titular Elízabeth del Carmen Corea Morales, estaba de subsidio.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *