FaceApp: Que tan acertada es la popular app que te permite verte como anciano.

En estos días seguramente has pensado que es difícil saber de alguien que no esté usando FaceApp.

La popular (y controvertida) aplicación que usa un filtro para editar fotos y hacer que los rostros de la gente luzcan como ancianos ha inundado internet.

Personajes conocidos como cantantes, políticos y futbolistas siguen apareciendo en Facebook, Instagram y Twitter, donde bromean con el aspecto que según la aplicación tendrán en su vejez.

El filtro “Edad” de FaceApp no es nuevo, sino que fue lanzado hace varios años para los móviles con sistema operativo iOS y Android. Sin embargo, su reciente popularidad responde a enormes mejoras.

FaceApp ya ha desatado preocupaciones y advertencias sobre cómo sus creadores usan los datos de los usuarios, e incluso el político estadounidense Chuck Schumer pidió al FBI que investigue el tema.

¿Pero qué tan exactos son los resultados de la aplicación?

El equipo de Newsbeat de la BBC tomó como “casos de estudio” las imágenes de algunas celebridades que ya llegaron a la tercera edad.

Arnold Schwarzenegger (8/10: bastante impresionante)

Las predicciones para el fisiculturista estadounidense fueron bastante decentes, para ser justos.

La imagen de la izquierda es una foto del actor en 1976. La imagen central se corresponde con los resultados del filtro. A la derecha, Schwarzenegger aparece en una foto tomada en 2019 a los 74 años.

Sir Ian McKellen (10/10: bien hecho)
faceapp2
McKellen antes de usar la aplicación, después y como luce en la vida real actualmente.

La aplicación es muy fiel en sus predicciones respecto al actor inglés Ian McKellen, conocido por su papel de Gandalf en “El Señor de los Anillos”.

La imagen de la izquierda se tomó en 1968, todavía no había cumplido 30 años. La del medio es la de FaceApp y la de la derecha es de McKellen como Magneto en la película “X-Men: Días del futuro pasado”, a sus 75 años.

La aplicación también es capaz de convertir rostros con ausencia de expresiones en caras malhumoradas o sonrientes. Otra función es que puede ajustar los estilos de maquillaje.

FaceApp también funciona a partir de retratos pintados, aunque el efecto a veces resulta desconcertante.

Las transformaciones que logra la aplicación son posibles con la ayuda de inteligencia artificial (IA). Un algoritmo toma la imagen del rostro que se coloca delante de la cámara y lo transforma, basándose en otras imágenes.

Esto hace posible insertar una sonrisa con los dientes grandes, por ejemplo, mientras las líneas alrededor de la boca, la barbilla y las mejillas son ajustadas para lograr una apariencia natural.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *