Ortega destaca lucha por la paz al conmemorar el Repliegue a Masaya

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, destacó este día la lucha por la paz en el país centroamericano al rendir un homenaje a los héroes que cayeron en el Repliegue Táctico a Masaya en 1979, el cual permitió la caída de la dictadura de Anastasio Somoza Debayle.

Nicaragua “siempre ha defendido el derecho a trabajar en paz, el derecho a la paz y para que pueda haber trabajo, salud, para que pueda haber educación, para que pueda haber cultura, deporte en cualquier lugar de este planeta tiene que haber paz”, indicó Ortega en el acto central de la conmemoración.

Esa paz “es lo que ha defendido a lo largo de la historia el pueblo nicaragüense y lo que defendía el pueblo nicaragüense hace 40 años en aquella lucha heroica que culminaría el 19 de julio de 1979” con la caída de Somoza, señaló el gobernante, de acuerdo con el diario oficialista El 19.

Acompañado por la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo, el alcalde de Masaya, Orlando Noguera, y el Consejo de Ancianos de la comunidad indígena de Monimbó, Ortega finalizó con un breve discurso en el Campo de San José, en las afueras de Masaya, la conmemoración de la efeméride.

Al igual que el año pasado, el recorrido de más de 25 kilómetros desde la Plaza de las Victorias en Managua hasta el Campo San Jóse, en las afueras de Masaya, se realizó en caravana y no caminando como se hacía de manera tradicional, por lo que tomó cinco horas, durante las cuales hubo un fuerte resguardo policial.

En medio de la crisis política y social que vive Nicaragua, la celebración política del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) se alejó del tradicional barrio indígena Monimbó para alojarse en un campo deportivo, luego que el año pasado la localidad de Masaya se rebelara contra el gobierno de Ortega.

Por su parte, la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco publicó a través de su cuenta de la red social Twitter fotografías en las que se ven las calles de Masaya vacías y las puertas y ventanas de las casas cerradas, tras el llamado hecho la víspera para mostrar de esa manera su repudio al gobierno.

Los opositores de la ciudad de Masaya, un antiguo bastión sandinista, advirtieron desde días pasados que no querían que Ortega celebrara en sus calles la fiesta anual de “el repliegue”.

El Repliegue Táctico a Masaya fue una maniobra militar del entonces rebelde FSLN, que facilitó el derrocamiento de la dictadura de Somoza en 1979.

Tras 17 días de combate, el FSLN preparó con sumo cuidado y en el máximo secreto un repliegue que inició la noche del 27 de junio de 1979, cuando más de seis mil combatientes y civiles se trasladaron a pie durante 12 horas desde los barrios orientales de Managua a Masaya.

La maniobra causó desconcierto en las fuerzas somocistas, las cuales pensaron que habían vencido a la insurgencia, sin embargo, tres semanas después la dictadura fue derrotada.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *