Apple va a cerrar iTunes, después de 18 años de historia.

Apple se va a despedir de iTunes. El que ha sido durante casi dos décadas uno de los programas más importantes y, durante muchos años, eje central de su estrategia, va a echar definitivamente el cierre. ¿El motivo? Básicamente, la simplificación. Apple quiere que todo lo que tengas que ver con la música se aglutine bajo la etiqueta Apple Music, para que no haya equívocos.

Cuando fue anunciado al mundo en 2001, de la mano del mismísimo Steve Jobs, se presentó como una herramienta pensada para que los usuarios pudieran digitalizar sus CD. En aquella época, en pleno boom del MP3, iTunes era capaz de convertir canciones en archivos y, lo más importante, instalarlos luego en el iPod. Un proceso que para la época era casi mágico.

Con el paso del tiempo, iTunes fue evolucionado y se convirtió en una tienda desde la que se podían comprar y descargar millones de canciones de forma legal (función que llegó en 2003) y que la convirtió en el mayor y más completo escaparate musical en Internet.

En su época dorada, los artistas lanzaban sus discos en iTunes antes que se pusieran a la venta en las tiendas físicas y no pocos grupos grabaron conciertos en directo y los comercializaron a través del espacio musical de Apple.

Sin embargo, 5 años después se anunció el que a la postre se convertiría en su asesino: Spotify. La aplicación sueca ofrecía la misma música que iTunes -menos las exclusivas, claro- pero con un modelo mucho más atractivo: los 9,95 euros al mes los usuarios podían escuchar toda la música que quisieran, sin anuncios, e incluso descargarla de manera temporal en sus dispositivos, para poder disfrutar de la música aunque no tuvieran Internet.

El golpe para Apple fue importante, ya que la mayoría de los discos de iTunes se vendían precisamente a ese precio: 9,95 euros. Pero mientras que ese dinero solo daba acceso a un solo álbum, por ese mismo dinero los usuarios de Spotify podían escuchar 50 millones de canciones.

Apple tardó en reaccionar a la agresiva estrategia de Spotify y lanzó Apple Music en 2015, siete años después de la llegada al mundo de su competidor sueco. Pero a pesar de este retraso, Apple ha conseguido en 2019 superar a Spotify en Estados Unidos y lograr más de 50 millones de suscriptores -que pagan 99,95 euros al año- mientras que su rival tiene unos 75 millones de usuarios de pago en todo el mundo.

Pero iTunes no solo permitía descargar canciones. También permitía descargar películas -ya sea en formato alquiler o venta- y podcast. La decisión de Apple de anunciar su propia plataforma de streaming de series y películas en marzo de este años -con la plataforma Apple TV- ha precipitado el adiós de iTunes. El viejo programa ya no es necesario porque Apple ya tiene su propia app de streaming musical (Apple Music), su plataforma de de video y series (Apple TV) y su app para descargar Podcast (Podcasts).

Y aunque estas tres apps eran exclusivas de iPhone y de iPad, a partir de septiembre también estarán en los ordenadores, gracias a la actualización MacOS 10.15 Catalina, por lo que iTunes desaparecerá para siempre.

Incluso una de sus últimas funciones estrella, la de hacer copias de seguridad de los teléfonos iPhone o de las tabletas iPad, ya no era exclusiva: desde hace tiempo los usuarios podían hacer las mismas copias de seguridad directamente a través de iCloud, el servicio en la nube de Apple, sin necesidad de conectar estos dispositivos a un ordenador que tuviera iTunes instalado. En Mac OS Catalina esta opción se hará con una herramienta creada para ello y situada en Finder.

Ahora Apple se despide iTunes. Sin duda, el fin de una era.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *