Cuerpo de niña desenterrada corresponde a niña desaparecida en el 2018

El horrendo crimen de una niña de 12 años ha causado conmoción entre los nicaragüenses tras el hallazgo del cuerpo que corresponde a Diana Raquel Gutiérrez Hernández, de 12 años, dentro de un sumidero en construcción ubicado en la casa del autor de su crimen.

Su cadáver fue encontrado la mañana del jueves dentro de una letrina, en la vivienda del asesino confeso, ubicada en el barrio La Primavera y este sábado se cumpliría un año de estar desaparecida.

Víctor Moisés Ortiz Moraga, de 24 años, es el autor confeso del asesinato a quien la Policía Nacional presentó este lunes por ser el Autor del Asesinato de la Niña Diana Raquel Gutiérrez Hernández de 12 años.

El Comisionado Sergio Gutiérrez, detalló que el crimen ocurrió el 25 de Mayo del 2018, en el Barrio La Primavera, en Managua, en donde fueron encontrados el cadáver de la infante y el machete con el cual realizó el crimen.

Supuestamente el hombre contó del crimen un día que estaba ingiriendo licor y bajo los efectos de estupefacientes.

Así que este jueves a primera hora peritos de Criminalística e investigadores llegaron a la casa de Ortiz, ubicada a unas cuantas cuadras de donde habitaba la pequeña. El joven fue llevado para hacer la reconstrucción del asesinato.

“¡Asesino, asesino!”, le gritaba la multitud a Víctor Moisés Ortiz Moraga cuando la Policía se lo llevaba en una patrulla.

Extraoficialmente se conoció que la niña había llegado a la casa de Ortiz el 25 de mayo del año pasado a pedir que la dejara utilizar la letrina, el hombre la dejó pasar y luego la mató y la tiró dentro de un hoyo donde estaban construyendo una letrina.

La niña había salido de la casa de su abuelita para ir a la de su mamá, ubicada aproximadamente a un kilómetro de distancia, así había denunciado su abuelita Nora Hernández Díaz en octubre del año pasado en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

La Unidad de Búsqueda y Rescate tuvo que trabajar alrededor de tres horas para poder sacar el cuerpo de la niña, que estaba un metro y medio de profundidad en la letrina. Tuvieron que utilizar herramientas para destruir el concreto y luego sacar varios baldes de heces fecales hasta llegar al cuerpo, el que estaba desmembrado y envuelto en un plástico negro que le puso el criminal a la hora del asesinato.

Habitantes del barrio La Primavera contaron que cuando la niña se perdió en mayo de 2018, el sospechoso fue uno de los que se unió a la búsqueda en dicho lugar, junto a la familia de la pequeña.

Después de 12 meses de buscar a su hija, doña Ivette Fabiola Gutiérrez Hernández lloró desconsolada al enterarse que su niña estaba muerta en una letrina.

Según los vecinos, la señora salía diario a vender verduras en la calle y lo que ganaba era para mantener a sus hijas, la niña ahora fallecida y otra más pequeña.



Un comentario en “Cuerpo de niña desenterrada corresponde a niña desaparecida en el 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *