Suspenden nuevamente juicios contra periodistas

El juicio contra los periodistas nicaragüenses Miguel Moral y Lucía Pineda, acusados de terrorismo por informar sobre las protestas antigubernamentales el año pasado, fue suspendido este viernes por quinta vez sin explicación, informó su abogado.

Los acusados no fueron llevados al complejo judicial de Managua y el juez a cargo del caso, Edgar Altamirano, no se presentó, dijo el abogado de ambos periodistas, Julio Montenegro, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

El tribunal informó al letrado que el juicio contra los periodistas no se había “agendado”, pese a que había sido anunciado para este viernes.

“Supongo que esto tiene que ver con las reprogramaciones” que están haciendo los jueces con los procesos que tienen origen político, indicó.

El martes, la Corte Interamericana de Derechos Humanos pidió a Nicaragua adoptar medidas para proteger la vida, salud e integridad física de 17 personas detenidas por participar en las protestas, entre ellos Mora y Pineda.

Los juicios contra los opositores han sido pospuestos desde que el gobierno se comprometió en marzo a liberar a todas las personas detenidas y acusadas de terrorismo por participar en las protestas que estallaron en abril del 2018 contra el gobierno de Daniel Ortega.

La Fiscalía nicaragüense acusa a esos opositores de terrorismo basándose en una polémica ley que criminaliza las protestas con hasta 20 años de prisión desde julio pasado.

Mora, director del clausurado Canal 100% Noticias, y Pineda, su directora de prensa de nacionalidad nicaragüense y costarricense, fueron detenidos por la policía el pasado 21 de diciembre.

Ambos son acusados de promover supuestos actos terroristas por informar sobre las protestas a través de la televisora, que fue cerrada y confiscada.

“Esos juicos no tienen ningún asidero legal, son de lo más absurdo y ridículo”, reclamó la esposa de Mora, la periodista Verónica Chávez.

Mora se encuentra recluido en una celda de máxima seguridad en el penal La Modelo, y Pineda en la cárcel de mujeres La Esperanza, en las afueras de la capital.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *