Huawei se queda fuera de la Wi-Fi Alliance y JEDEC

Huawei queda fuera de la Wi-Fi Alliance y de la JEDEC, encargadas de certificar dispositivos con WiFi y con componentes con memoria RAM, respectivamente.

Si ya de por sí el veto de ARM iba a suponer que Huawei no iba a poder lanzar más móviles al mercado, ya que son actualmente imprescindibles para utilizar su tecnología, ahora Huawei ha quedado fuera de tener poder decisivo en la asociación, aunque podrá seguir implementando WiFi en sus móviles y dispositivos.

Huawei tampoco podrá usar tarjetas microSD

La SD Association, que recoge a los fabricantes que fomentan el uso de las tarjetas SD y microSD en los dispositivos que usamos a diario, contaba con Huawei como miembro. Sin embargo, la compañía ha sido expulsada de la asociación.

Con la SD Association, una empresa tiene que pagar unos 2.000 dólares al año para poder usar sus tecnologías, acceder a especificaciones, y básicamente tener slots compatibles con las tarjetas microSD en los móviles.

Si quedan fuera como miembro de la asociación, no pueden acceder a ello. La SD Association tiene sede en California, y lo mismo ocurre con la Wi-Fi Alliance, con sede en Austin, Texas. Esta asociación da dos opciones a las empresas para ser miembro: implementador, o contribuidor.

En el caso de ser implementador, una empresa puede implementar chips WiFi sin modificar que ya hayan sido previamente certificados por la asociación. Además, pueden usar logos de producto certificado y acceder a documentos finales de cada especificación. En el caso de los contribuidores, una empresa puede acceder al desarrollo y prueba de cada estándar, así como en tácticas de marketing y beneficiar a empresas asociadas de su condición de miembro.

En el caso de Huawei, no sólo eran implementadores y contribuidores, sino que iban un paso más allá y también eran patrocinador de la asociación en un grupo exclusivo de 14 empresas entre las que están Apple, Intel, Microsoft, Qualcomm, LG, Nokia o Samsung. Esta condición de miembro ha sido «temporalmente restringida» según ha anunciado la Wi-Fi Alliance, mientras se resuelve todo el conflicto.

El conflicto podría llegar a resolverse en el futuro como parte de un acuerdo comercial con China

Además de la Wi-Fi Alliance, la JEDEC, que se encarga de estandarizar componentes como la memoria RAM, tiene sede en Arlington, Virginia; otra asociación de Estados Unidos que estaba claro que iba a sumarse al bloqueo. Sin embargo, curiosamente no ha sido la asociación la que ha expulsado a Huawei, sino que es Huawei la que ha decidido salirse.

El conflicto podría llegar a resolverse sin que Huawei se viera obligada a hacer frente a todos los problemas que tiene con empresas como ARM o Google, así como los que tendría de no poder implementar WiFI en sus móviles.

Trump ha dicho que podría levantar el veto a Huawei dentro de un acuerdo comercial más grande con China, por lo que toda esta situación todavía podría quedar en un susto. Uno muy gordo, pero un susto.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *