Joven es acusado como presunto autor de homicidio en La Sirena, Estelí.

Kenny Joel López Rugama, de 24 años, fue acusado formalmente como el principal autor del homicidio y posible violación en contra de Nicolás Antonio Lira Reyes, de 55 años, asesinado la noche del domingo en una comunidad de la ciudad de Estelí.

La acusación presentada este miércoles por la fiscal Camila Zambrana, en representación del Ministerio Público, señala que López andaba bajo sustancias alucinógenas y antes de cometer el crimen amenazó a la víctima y la obligó a tomar licor.

El cuerpo de Lira fue encontrado debajo de una cama, boca arriba, ensangrentado y semidesnudo, según relató la fiscal Zambrana, quien señala en su expediente que el acusado en horas de la mañana de ese mismo domingo se encontraba ingiriendo licor junto a otras cinco personas más, y que con el fin de quedarse solo en la casa que habitaba en la comunidad La Sirena, el ahora occiso le dijo a todos que se marcharan del lugar.

Según el informe de los peritos policiales y el expediente, la víctima murió, supuestamente, producto de los garrotazos que le habría propinado López en diferentes partes del cuerpo cuando estaba dormido e indefenso en la habitación.

Meylin Martínez, representante legal del acusado, pidió revisar la acusación al considerar que algunos testigos de la fiscal Zambrana no presentaron sus cédulas de identidad, a la vez expuso que su defendido es inocente hasta que no se demuestre lo contrario en el juicio oral y público. Hasta el próximo 3 de mayo, a eso de las 10:00 de la mañana, está programada la realización de la audiencia inicial.

La misma abogada defensora denunció que el acusado ha sido objeto de maltrato por otros reos en las celdas preventivas del Complejo Judicial de la ciudad de Estelí.

Fuentes policiales señalan que López, al momento de su detención, presentaba manchas de sangre en su ropa, las que, tras las pruebas correspondientes, confirmaron que eran de la víctima.

Los lugareños aseguran que conocieron del caso porque una mujer que pasaba por el lugar escuchó los desgarradores gritos de Lira, quien al parecer no tenía familiares cercanos, y tras asomarse por una puerta vio al hombre tirado en el suelo desangrándose. WILLIAM ARAGON/HOY



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *