Alianza Cívica rechaza reunión con el Gobierno hasta que cumpla acuerdos

La opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia rechazó este martes reunirse con el Gobierno de Nicaragua, y aclaró que no lo hará hasta que el Ejecutivo demuestre cumplir con los acuerdos firmados para superar la crisis local, en la que cientos han muerto y decenas de miles han huido al exilio.

“Como no ha habido cumplimiento por parte del Gobierno que demuestre, de buena fe y con voluntad política, que suscriben los acuerdos para cumplirlos, les hemos dicho a los señores testigos y garantes que nosotros esta mañana no iríamos a la reunión de la mesa de negociación”, dijo el miembro de la Alianza y exdiplomático Carlos Tünnermann a periodistas.

Representantes de la Alianza y del Gobierno habían sido citados hoy a una reunión para intentar restablecer las negociaciones finalizadas el 3 de abril pasado, por parte del nuncio apostólico en Nicaragua, Waldemar Stanislaw Sommertag, y el representante de la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos, Luis Ángel Rosadilla, quienes actuaron como “testigos y acompañantes”.

Los opositores reclaman al Gobierno el cumplimiento de los compromisos adquiridos, que se resumen en la liberación definitiva de los “presos políticos” y el respeto a la Constitución en lo referido a las libertades de expresión y de prensa.

La Alianza expuso ante Sommertag y Rosadilla que el Gobierno debe dar “pruebas de que va a cumplir con los acuerdos, (_) que nos dé garantía suficiente, un protocolo para las personas que sean liberadas (_) y que se comprometan a darle todas las garantías a los exiliados que decidan regresar al país”.

Desde el fin de las negociaciones el Gobierno ha insistido en su voluntad de continuar reuniéndose con la oposición y ha prometido cumplir con los compromisos, pero la Alianza reclamó algo más que promesas.

“Lo que queremos son actos de implementación, no promesas de implementación”, resaltó Tünnermann.

Desde el inicio de las negociaciones, el 27 de febrero pasado, diversos sectores de la oposición han sostenido que el presidente Daniel Ortega utiliza las discusiones para ganar tiempo en el poder.

Según la Alianza, la delegación gubernamental se niega a aceptar dos de los temas claves de la negociación, como son la justicia para las víctimas de la crisis y el retorno a la democracia, que se traduce en un adelanto de las elecciones previstas para 2021.

Sommertag y Rosadilla dirigieron al Gobierno el mensaje de la Alianza, a la espera de una respuesta.

Nicaragua lleva 12 meses hundida en una crisis que ha dejado 325 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), mientras que ONG locales elevan la cifra a 568 y el Ejecutivo reconoce 199.

La CIDH ha señalado al Gobierno de Ortega como responsable de crímenes “de lesa humanidad”.

La Organización de los Estados Americanos (OEA) tiene en proceso la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, por rompimiento del orden constitucional, que de ejecutarse suspendería a Nicaragua del organismo continental.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *