Transportistas nicaragüenses afectados por cierre de frontera con Costa Rica.

Los transportistas nicaragüenses de carga son afectados por la decisión de Costa Rica de cerrar sus fronteras al traslado de mercancías desde la nación vecina, reseñan hoy medios locales.

Según el presidente de la Asociación de Transportistas de Nicaragua (ATN), Marvin Altamirano, la parte tica tomó esa decisión en respuesta a que Nicaragua cobra un impuesto de 50 dólares por cada camión con mercadería que ingrese al país, practica establecida en el resto de los países de Centroamérica, aclaró

La disposición costarricense entró en vigencia hoy al mediodía, acumulando una gran cantidad de vehículos en el paso fronterizo de Peñas Blancas, por donde circulan unos 800 camiones nicas a diario.

De momento, el resultado son las afectaciones a los procesos de carga y entrega de uno y otro lado de la línea divisoria entre ambos países, las demoras en los puestos de chequeo, y las afectaciones si se trata de mercancías perecederas.

El líder gremial explicó que los transportistas de carga pesada solo pagaban seis dólares para ingresar al país por la fumigación que se le hace a cada uno de los contenedores pero que ahora las autoridades decidieron aplicar un nuevo impuesto, recomendado por la ATN hace tiempo debido a la disparidad en las cifras a pagar.

El presidente de la ATN señaló que Costa Rica no solo cobra impuesto a los transportistas sino que también les exige el pago de la visa.

Ante la situación la ATN pidió a ambos gobiernos sentarse a negociar y encontrar una salida a la situación lo más pronto posible.

Los transportistas pinoleros respaldan la decisión de Managua de cobrar el nuevo impuesto ya que Costa Rica es uno de los países que más recargos hace aduciendo que son leyes nacionales, subrayó el presidente de la ATN.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *