Obispos no estarán en diálogo entre gobierno y Alianza Cívica

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) anunció el viernes que no participará como acompañante en el diálogo que desde hace 10 días sostienen el gobierno de Daniel Ortega y la oposición, con el fin de intentar resolver la crisis política que vive el país.

El cardenal Leopoldo Brenes, presidente de la CEN, dijo que los obispos respondieron por escrito este viernes a las partes señalando que se abstendrán de participar como “testigos y acompañantes” pues “deben ser los laicos los que asuman directamente (…) las cosas temporales de la Nación”.

El gobierno de Ortega y la opositora Alianza Cívica, integrada por empresarios y delegados de la sociedad civil, habían invitado al nuncio apostólico en Managua y a la iglesias católica y evangélica, a ser “testigos y acompañantes” de la negociación.

“No estaremos presentes físicamente en el foro de negociaciones, pero acompañaremos como pastores en estos momentos cruciales de nuestra Patria” con oraciones y misión profética, señaló la CEN.

La salida de los obispos nicaragüenses de este nuevo proceso de diálogo podría generar ciertas suspicacias, ya que en el último año la Iglesia Católica ha sido un mediador clave.

La crisis en Nicaragua estalló el 18 de abril pasado con una protesta estudiantil, que se multiplicó tras la violenta acción de la Policía y los paramilitares, la cual dejó al menos 325 muertos y 2.000 heridos según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). El gobierno reconoció 198 muertos y otras ONG elevan la cifra hasta 545.

El nuncio apostólico, Waldemar Sommertag, y el cardenal Brenes, habían asistido a las primeras sesiones del diálogo más reciente en calidad de “testigos”. La iglesia evangélica aún no ha comunicado su respuesta a la invitación.

Las partes se sentaron frente a frente el pasado 27 de febrero pero hasta hoy sólo han aprobado 16 puntos de una “hoja de ruta”, con las reglas del juego para negociar. Los puntos de agenda todavía no han sido aprobados.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *