Dictan pena de 30 años de cárcel para femicida de La Trinidad.

Una pena de prisión de 30 años fue impuesta en contra de Ervin José Blandin Fernández de 26 años de edad , quien fue declarado como responsable del delito de femicidio en perjuicio de su compañera de vida Indira Esperanza García Canales, a quien asesinó de once puñaladas que le asestó en la tetilla izquierda, a la altura del corazón, abdomen, brazos y otras partes del cuerpo.

El crimen se registró a las 10 y 30 de la noche del siete de noviembre del año pasado en la comunidad Tomabú, municipio de La Trinidad, departamento de Estelí cuando la víctima se encontraba descansando sobre su cama con su niño de 16 meses.

La Juez del Juzgado Especializado de Violencia, Lesbia Malena Tinoco Castellanos había declarado culpable a Ervin José Blandín Fernández después que de forma libre renunció al juicio oral y público al admitir los hechos de manera voluntaria.

El acusado convivió dos años con la víctima a la que según sus familiares sometió a maltratos físico por celos enfermizos y por eso la víctima el día anterior los había corrido de la casa de su padre, pero cegado por los celos regresó supuestamente a traer una ropa y cuando estaba dentro se dirigió hasta el cuarto donde dormía Indira Esperanza García Canales y sin tomar en cuenta al niño que tenía en sus brazos, la atacó a puñaladas.

Mientras que la víctima ensangrentada trató de escapar a la muerte al dirigirse al cuarto de sus padres pero cuando ingresaba cayó al suelo por lo que de forma inmediata fue llevada al al hospital San Juan de Dios de Estelí donde dos horas después se rindió a la muerte cuando era intervenida quirúrgicamente.

Mientras Indira Esperanza García Canales era trasladada al hospital San Juan de Dios de Estelí, Ervin José Blandino Fernández originario de San Ramón Matagalpa se quedó dentro de la vivienda por lo que sus familiares y pobladores de la comunidad lo encerraron en el cuarto donde cometió el crimen y después de amarrarlo lo llevaron hasta la delegación policial de La Trinidad .



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *